11 noviembre, 2013
Escrito por José Ferrando

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, anunció el sábado la detención de los dueños y jefes de la cadena de electrodomésticos Daka “por imposición de precios abusivos en sus productos“. Acto seguido envió al ejército a que ocupara las tiendas de la cadena para asegurarse del cambio a “precios más justos”.

Miles de venezolanos corrieron a las tiendas Daka para hacerse con productos a precios mucho menores que los anteriores. En plena precampaña navideña y con la alta inflación que sufre la república bolivariana, la asistencia fue enorme.

A tal punto llegó que ni siquiera el ejército presente en las tiendas supo, ni quiso, evitar el saqueo que se produjo. Concretmente la tienda Daka en la venezolana ciudad de Valencia vio como los ciudadanos, con la connivencia del ejército, saqueaban de los estantes cualquier producto que hubiese.

Sin embargo ayer domingo, Maduro anunció que además de los managers de las tiendas, también se detendría a los saqueadores que se puedan identificar.

Por el momento las autoridades han anunciado que cinco jefes de tienda van a ser perseguidos judicialmente con cargos de “incrementos injustificados de precio” de productos importados. La medida enfoca principalmenten televisiones, lavadoras y climatizadores que según el gobierno socialista de Maduro “tienen precios un 1.000% superiores al precio que deberían tener”. Los propietarios de las tiendas justifican la escalada de precios por la fuerte inflación que sufre el país (que va por el 54% en lo que llevamos de año).

Por el momento cinco personas han sido detenidas en Valencia acusadas del pillaje en la tienda de Daka, según ha comunicado el la oficina del Procurador General de la región. Twitter fue ayer domingo un hervidero de imágenes de personas que huían de las tiendas Daka con televisores de plasma y otros productos de la compañía.

Maduro, en un nuevo discurso que realizó ayer domingo por la tarde, asegura que “no habrá cuartel en la lucha contra la ofensiva económica que los parásitos burgueses están manteniendo con la nación venezolana (…) Cero tolerancia con los especuladores”.

Maduro también anunció que Daka ha sido la primera, pero no será la última cadena de tiendas que se enfrentará a este “ajuste de precios”. Comida, textil, calzado, juguetes y hasta el mercado automovilístico son los sectores que el ejecutivo venezolano tiene en su punto de mira por, lo que considera, el inflamiento injustificado de los precios.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta