17 enero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Los indicadores de la economía española reflejan una realidad más deficiente, pero sin embargo, el riesgo país es más bajo que hace un año.

La teoría económica que determina el riesgo país justificando que las cifras de deuda pública y déficit determinan la variación del interés que se ha de pagar por la deuda en el mercado deja de tener valor tras las continuas subidas de los registros españoles.

El conjunto de la deuda que mantenía la administración pública en noviembre de 2013 era de 952.014 millones de euros, lo que supone un 93,1%, según los datos ofrecidos por el Banco de España.

En los presupuestos de 2014, el Ejecutivo ha contemplado un objetivo del 98,9% del PIB.

Durante 2013, la deuda pública ha mantenido un crecimiento constante, registrando las mayores subidas en febrero y mayo cuando llegaron a incrementos de 30.000 millones y 25.000 millones respectivamente.

A su llegada al poder, a finales de 2011, el Gobierno popular se encontró con una cifra de deuda pública cercana al 70%.

Crece la deuda a corto plazo

Del total de la deuda 88.308 millones de euros correspondían a obligaciones a corto plazo, 1.888 millones más que el mes anterior.

Los valores a medio y largo plazo también se han incrementado, 9.868 millones de euros más que en octubre, constituyendo un total de 671.005 millones de euros.

El secretario general del Tesoro, Íñigo Fernández de la Mesa, declaró que la deuda pública alcanzaría el 100% en 2015 o 2016, con un coste del 3%.

Déficit y deuda como obligación

La economía española se ha puesto como objetivo prioritario devolver la deuda y rebajar el déficit. Para ello se está dejando en segundo plano las inversiones en servicios sociales y la calidad del mercado laboral.

Hasta el momento los datos que refleja la economía demuestran que el déficit continúa aumentando y la deuda pública se sitúa cercana al 100% del PIB.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta