15 octubre, 2013
Escrito por Maria Molina

La Generalitat de Catalunya ha presentado hoy un informe que será enviado al Gobierno en el que recoge las consecuencias económicas de “la deslealtad del Estado respecto a Catalunya” en el que cifran en 9.375,7 millones de euros las deudas pendientes y el impacto de las medidas adoptadas por el Gobierno de España.

El desglose de la cantidad pertenece a “la inversión en infraestructuras” que cuantifican en 5.758 millones de euros; a “la reducción de ingresos finalistas procedentes del Estado” mesurados en 672,6 millones; a “las medidas estatales que suponen un incremento del gasto” que cifran en 1.715,2 millones; y a “las medidas estatales que suponen un decremento de los ingresos” cifrados en 1.239,9 millones.

El extenso documento de 50 páginas divulgado por la Generalitat busca que Catalunya no pierda posiciones en el reparto de recursos por parte del Estado una vez se apliquen los mecanismos de solidaridad.

El argumento esgrimido por el Govern es que “Catalunya ha sido la tercera comunidad en aportación de recursos y la décima en recursos recibidos”.

El portavoz del Govern y conseller de Presidència, Francesc Homs, ha defendido que los repartos presupuestarios del Ejecutivo Central suponen “una vulneración directa del principio constitucional de igualdad para todos los ciudadanos“.

En el informe presentado por el Govern se analizan las “deslealtades” del Estado también en ámbitos como la cultura y lengua catalana, la conflictividad institucional, el modelo de financiación o el reparto de objetivos de déficit.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados