5 agosto, 2013
Escrito por Angela De la Vega

Por si la presente reforma laboral no hubiera facilitado el despido de forma suficiente, el Gobierno de Mariano Rajoy ha comenzado a elaborar una nueva ley que simplificará el proceso de la realización de los ERE, Expedientes de Regulación de Empleo, por parte de las empresas.

La normativa, que trata también las pensiones para empleos a tiempo parcial, cambiará algunos artículos del Estatuto de los Trabajadores entre los que se incluye el número de miembros que contendrán las comisiones negociadoras de los ERE limitándolas a una sola mesa incluso si existieran, en su caso, varios centros de trabajo.

El texto librará a las multinacionales procedentes de otros países de presentar cuentas, mientras que obligará a tasar las causas de nulidad y dificultará las reclamaciones individuales.

La reforma se hace bajo el argumento de una mejora de la seguridad jurídica, indicando la importancia de esta para empresas y trabajadores en la exposición de motivos adjunta al proyecto. La desigual aplicación de la reforma en los tribunales viene derivada, según el Ejecutivo, de no haber distribuido correctamente todos sus efectos.

La nueva reforma implica una mejora técnica según el Gobierno y que se llevará a cabo a fin de “evitar la litigiosidad y la saturación de los órganos jurisdiccionales del orden social, cumplir con el principio de celeridad consagrado legalmente y propiciar una mayor seguridad jurídica”.

Sin embargo, para el Gobierno del Partido Popular, la reforma llevada a cabo estos últimos meses ha sido un logro, no dando importancia a la pérdida de su empleo y su medio de vida por parte de un millón de personas en solo año y medio.

Entre otras modificaciones, la comisión de trabajadores deberá estar constituida antes de la consulta y su falta de constitución no impedirá la apertura ni el transcurso de la consulta.

La empresa deberá comunicar la realización del ERE, las comisiones negociadoras tendrán un máximo de 13 miembros, las multinacionales extranjeras no deberán presentar cuentas consolidadas para dotar de argumentos al despido colectivo, etc.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta