13 febrero, 2014

En ocasiones hay noticias que sorprenden bastante y, sin duda, esta es una de ellas ya que quién iba a decir hace un tiempo que una firma como Coca-Cola sometería a un feroz ERE a sus trabajadores y, según los últimos datos publicados, su productividad no llega ni al 50%, según han informado fuentes próximas a la compañía. Hay que recordar que la compañía cuenta con menos de diez días para alcanzar un acuerdo con los sindicatos sobre el Expediente de regulación de Empleo que afectará a 1250 trabajadores, lo que se traduce en el 30% de la plantilla.

Un trámite que se traducirá, desgraciadamente, en el cierre las plantas de Fuenlabrada, Palma de Mallorca, Oviedo y Alicante. Del total de los despedidos, 750 serán en concepto de prejubilaciones o salidas directas, mientras que cerca de 500 se reubicarán en otras plantas. El objetivo principal de la enseña ahora pasa por buscar un mapa de plantas de producción manteniendo la atención a la demanda.

Coca-Cola_car_Volkswagen_Type-2_2_Curitiba

Un Expediente de Regulación de Empleo para el que la firma ofrece una indemnización de 30 días con un tope de 18 mensualidades por la extinción de contrato y una cantidad de 5.000 euros por gastos de traslado a los trabajadores que se recoloquen en otros centros a más de 75 kilómetros del centro en el que estaban hasta ese momento. No obstante, según palabras de la propia firma tanto la indemnización como las compensaciones serán distintas en función de la edad del trabajador, ayudando de un modo especial a aquellos que estén más cerca de la fecha de jubilación.

Con el objetivo de lograr esto, la firma apostaría por un mapa circular del área industrial, que se traduciría en un ahorro de unos 26 millones de euros y ayudaría a consolidar la producción en siete centros de trabajo. Un proceso que se presume largo y que seguro será doloroso.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta