14 enero, 2014
Escrito por José Ferrando

El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), presidido por Francisco González, es uno de los grandes bancos españoles con más de 110.00 empleados, casi 8.000 oficinas y más de un millón de accionistas.

El BBVA, que forma parte del IBEX 35, índice de cotizaciones de la bolsa madrileña, no ha estado exento de los vaivenes bancarios provocados por la crisis económica. Aunque el banco se vio afectado por la caída del sector del ladrillo, la firma bilbaína ha sabido aguantar el tipo gracias a su política de diversificación de inversiones en el extranjero. Y la cosa mejora.

De hecho durante los primeros nueve meses del año 2013, el BBVA consiguió recaudar un total de 3.077 millones de euros, una cantidad un 85% superior a la del mismo periodo del ejercicio anterior.

En ese sentido, firmas de inversión de activos como Barclays o Natixis no han dudado en revalorizar las acciones del Banco. Natixis sigue su política de recato respecto a la inversión en banca española y mantiene un consejo de neutralidad sobre las acciones del BBVA, que valora a 9,5 euros la acción. Por su parte, la británica Barclays revaloriza el precio por acción del banco de 8,7 euros a 10,2 euros, además de darle un potencial alcista a las cotizaciones de aproximadamente un 10%.

La tranquilidad que se respira últimamente en los mercados, sobre todo tras la caída de las primas de riesgo española e italiana estas últimas semanas, animaron al BBVA a lanzar su primera emisión de bono de 2014 el pasado viernes 10 de enero, que se saldó con la colocación de bonos a cinco años por un importe global de 1.000 millones de euros.

Sin embargo, la rentabilidad final de estos bonos es de apenas un 2,42%, la más baja de su historia. Esto es debido a que el momento dulce que atraviesan los mercados se ve, sin embargo, empañado por la falta de fluidez del crédito en la economía española, país en el que se concentran un 29% de las inversiones de la compañía.

Según recientes declaraciones a Expansión de Erik Schotkamp, director de Gestión de Capital y Financiación Mayorista del BBVA: “tenemos unos vencimientos de 15.000 millones y la idea sería refinanciar la mitad o algo menos”. Según los datos publicados por la propia entidad financiera, el BBVA consiguió recaudar algo más de 5.000 millones de euros durante el pasado ejercicio de 2013.

Si analizamos el gráfico de velas mensual de los últimos años, podemos observar que las acciones del BBVA alcanzaron sus máximos entre febrero y diciembre de 2007, cuando estas empezaron a perder su valor hasta alcanzar un primer mínimo en marzo de 2009 y un segundo descalabro alrededor de mayo de 2012.

Sin embargo la evolución de las cotizaciones apuntan hacia la revalorización de la compañía, que ya tiene el 28% de sus inversiones localizadas en México, y casi un 24% en el resto de América Latina.

El posicionamiento inversor de la compañía en mercados emergentes se traduce en buenos números para las acciones, que aunque en la jornada de hoy registran caídas entorno al medio punto porcentual, siguen siendo positivas en el largo plazo. De hecho, en el último año, el precio de las acciones del BBVA se ha incrementado en 1,71 euros.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados