21 enero, 2014
Escrito por José Ferrando

Amancio Ortega, fundador de Inditex, es la tercera persona más rica del mundo, con un patrimonio estimado de 47.600 millones de euros en 2013. Sin embargo, es un inversor conservador que apuesta por sectores con pocos vaivenes en el largo plazo, como muestran sus recientes inversiones en bienes inmuebles.

En ese mismo sentido, Pontegadea, una firma inmobiliaria propiedad de Amancio Ortega se ha mostrado recientemente interesado por Realia, otra empresa de servicios inmobiliarios cuyos mayores accionistas son Esther Koplowitz y Bankia, con un 30% y un 27% de las acciones respectivamente.

Precisamente, la intención de Realia de sustituir a Bankia como su socio de referencia, es lo que ha hecho que la inmobiliaria de Ortega se haya interesado por la compañía.

Estos movimientos hacia un posible cambio en el accionariado de Realia, provocaron ayer una subida del 20% en el precio de sus acciones, que tras tocar fondo en julio de 2012, han conseguido revalorizarse en un alza que podríamos clasificar como “sin pausa pero sin prisa”.

Realia gestiona actualmente una cartera de patrimonio de 600.000 metros cuadrados, que incluye una de las Torres Kio de Madrid, la Torre Realia BCN y varios centros comerciales. La firma basa su inversión, principalmente, en edificios de oficinas repartidos por Francia y España, y actualmente su cartera de patrimonio tasada en 2.875 millones de euros.

De hecho, uno de los principales motivos del despeño en bolsa de Realia fue la crisis bancaria que afectó a Caja Madrid, que recordemos es una de los principales accionarias de la empresa. Tras la fusión de Bancaja con Caja Madrid, Bankia tampoco supo levantar cabeza desde un primer momento, lo que ha lastrado la recuperación bursátil de las acciones de Realia.

El objetivo de la inmobiliaria es provocar la salida de Bankia y FCC de su accionariado, y aprovechar este cambio de accionistas para obtener fondos con los que pagar la deuda que tiene actualmente.

Las acciones alcanzaron ayer un pecio de 1,18 euros por título, cantidad que no se alcanzaba desde diciembre de 2011. El cierre se produjo con un precio de 1,08 euros por acción, y en este momento tienen una cotización aproximada de 1,19 euros por acción. Se puede consultar la evolución de las acciones de Realia en la página web de la Bolsa de Madrid.

En cualquier caso, la compra de Realia es todavía incipiente, por lo que se espera que la mejora de las acciones se mantenga, o incluso se incremente, al menos hasta que se cierre el trato de compra de acciones.

Las previsiones de evolución de los títulos de esta inmobiliaria apuntan hacia el alza, lo que puede ser muy atractivo para inversores cortoplacistas, aunque aquellos interesados en largo plazo tendrán que esperar a que esta actividad repentina de compra-venta se calme para evaluar la estabilidad del incremento en bolsa de sus acciones.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta