6 noviembre, 2013
Escrito por Maria Molina

A pesar del leve crecimiento del PIB que hizo que a finales de octubre se celebrara la salida de España de la segunda recesión, siguen apareciendo datos económicos negativos.

En el tercer trimestre del año, han aumentado un 14,8%, respecto al mismo trimestre de 2012, el número de empresas declaradas en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) debido a su incapacidad de afrontar pagos y deudas.

Según el mismo informe titulado “Estadística de Procedimiento Concursal” publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en este mismo periodo de tiempo, las familias concursadas disminuyeron un 19,4% interanual.

Así, entre familias y empresas, el número de deudores concursados del tercer trimestre aumentó un 10,9% respecto al mismo trimestre de 2012. A ráiz de estos datos, el INE ha remarcado que se trata del mayor retroceso trimestral entre julio y septiembre desde 2010.

De las empresas que entraron en concurso el tercer trimestre de 2013, el 26,6% se dedicaba a la construcción, el 19,1% al comercio y el 18% a la industria y energía.

Además, las estadísticas han revelado que una de cada cuatro empresas declaradas en quiebra tenían una antigüedad de 20 o más años, y que la mayor parte de los negocios estaban registrados como sociedad limitada.

Si se sitúan sobre la geografía española las empresas y familias en concurso de acreedores, Cataluña, Madrid y Comunitat Valenciana fueron las comunidades con mayor número de quiebras, acaparando el 59,5% del total. Cataluña sumó 421 concursos, Madrid registró 263 procedimientos, y la Comunitat Valenciana, 239.

Paralelamente, los territorios con menos suspensiones de pagos en el tercer trimestre del año fueron La Rioja, con 18 concursos, y Cantabria, con 30 procedimientos.

Los comentarios no estn activados