19 febrero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Teniendo en cuenta la evolución de la sociedad, las futuras empresas que busquen el éxito deberán optar por los mercados alimentarios, de producción de energía, ropa, automóviles, medicamentos, comercio electrónico y sobre todo la tercera edad.

El envejecimiento y el crecimiento de la población mundial marcarán la demanda por la que se regirá el mercado.

Dentro de 30 años, España tendrá una elevada tasa de mayores de 65 años, lo que provocará que la oferta se dirija a satisfacer los deseos y las necesidades.

Esta sociedad envejecida demandará servicios que mejoren su vida y su independencia. Serán consumidores de servicios de atención exclusiva, de salud, deportiva y cultural.

Las empresas deben valorar sus inversiones desde una perspectiva futura limitando la estrategia a corto plazo y buscando un incentivo más a largo plazo.

La población cercana a 2050 tendrá un mayor porcentaje en mayores de 60 años que en menores de edad, por lo que las políticas estatales irán encaminadas a prestar servicios a este grupo de edad, al mismo tiempo que incentiva el nacimiento de nuevas generaciones.

Según la Fundación de Estudios Económicos, la población mundial se duplicará dentro de 45 años. Este acontecimiento puede provocar la utilización de tierras poco fértiles para el cultivo, con lo que la generación de productos fertilizantes, equipos agrarios que incrementen la productividad y semillas modificadas serán nuevos sectores.

Al mismo tiempo ocupará un lugar importante los negocios ecológicos y la producción sostenible, ya que la población tendrá una perspectiva diferente hacia su salud.

tecnologia-del-2050-futuro-industria-energia--L-5ROJPV

Los mercados en innovación tecnológica serán el futuro, el comprador cada vez utilizará más internet como la vía de adquisición.

Además las nuevas fuentes de generación y producción de energía formarán un importante nicho de mercado.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta