19 enero, 2014
Escrito por José Ferrando

Hace unos días anunciamos las nuevas medidas adoptadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), según las cuales las retribuciones en especie de los salarios debían cotizar una porcentaje.

Aunque desde un primer momento la patronal ha criticado enérgicamente la medida, Tomás Burgos, Secretario de Estado de la Seguridad Social aseguró en unas declaraciones que “ninguna empresa reducirá empleo por tener que pagar cuatro, cinco o diez euros más al mes por cada trabajador”.

Sin embargo, la Asociación Española de Emisores de Vales de Comida y Otros Servicios (AEEVCOS) ha anunciado que según un estudio realizado en el sector hostelero, la cotización de los vales de comida podría suponer la pérdida de 10.059 empleos en el área de restauración.

Según los datos presentados por AEEVCOS, los vales de descuento suponen en conjunto casi un 20% de la facturación global del sector, por lo que la disminución de estos cupones debido a que ahora cotizan, supondría una gran pérdida de ingresos y empleo.

La Federación Española de Hostelería y Restauración (FEHR) prevé que de los 600.000 vales de empleo que se utilizan actualmente, estos se reducirán a poco más de la mitad. La FEHR prevé que la implantación de la cotización de los cupones de comida supondrá un recorte en la facturación hostelera de 500 millones de euros.

Además, el Estado también se verá afectado por esta pérdida de volumen de negocio, ya que la disminución de pagos mediante vales-descuento supondrá que el Estado deje de ingresar 99 millones de euros en concepto de IVA e Impuesto de Sociedades.

La Ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha defendido en el Congreso las nuevas cotizaciones a la Seguridad Social, asegurando que el pago de mayores cotizaciones revierte en una mayor pensión futura para el trabajador. Además, en sus declaraciones apunta a que estas medidas incrementarán la competitividad de las empresas hosteleras.

La oposición ha atacado las medidas adoptadas y las declaraciones de la ministra recordando que un incremento de los gastos empresariales suele pagarse reduciendo los costes salariales de los empleados.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados