31 octubre, 2014
Escrito por Andrea López

Ayer fue aprobada la Ley de Propiedad Intelectual (LPI) en el Pleno del Congreso de los Diputados por 172 votos a favor, 144 en contra y 3 abstenciones. La decisión del Parlamento no estuvo exenta de crítica e incluso el grupo ciber-activista Anonymous hackeó la web Asociación de Editores de Diarios Españoles. 

Pero, ¿qué se pretende con la LPI? El principal objetivo de la Ley de Propiedad Intelectual, que entrará en vigor el 1 de enero de 2015, es controlar qué se comparte en Internet, a través de qué se comparte y a quién pertenece el contenido. Es una versión renovada de la Ley Sinde.

copyright-propiedad-intelectual

¿Cómo te afecta a ti la Ley de Propiedad Intelectual?

Limita el acceso a la cultura. La LPI dictamina como ilegal el ofrecer en la red listados de enlaces a determinados contenidos independientemente de si esa web de enlaces lo hace o no con ánimo de lucro. Estos portales podrían ser sancionados por órden del Gobierno sin necesidad de tener la aprobación de un juez, con multas de hasta 600.000 euros.

Con esto se impide que el usuario pueda compartir libremente los contenidos que existen en Internet.

Restringe el derecho a la información. El aspecto más polémico de la Ley de Propiedad Intelectual sea la tasa Google o el canon AEDE. A través de esta tasa se obliga a los agregadores de contenidos en la red, tales como Google News, Menéame, y en menor medida Facebook, Twitter y muchas páginas más, a pagar un canon para compensar por los contenidos enlazados de los medios de AEDE.

tasa-google

AEDE es una asociación formada por medios impresos adscritos a grupos empresariales de máyor peso. Si este canon no se cumpliera, las multas oscilan entre 150.000 y 600.000 euros.

De manera que, si tú tienes un blog personal en el que enlazas a una noticia, por ejemplo, tendrías que pagar la tasa Google. Con todo, España se convierte en el único país que impone tasas económicas por enlazar contenidos públicos en Internet.

Puede cerrar empresas. El riesgo a ser sancionado y el cumplimiento de todos los requisitos estipulados en la LPI crea inseguridad empresarial y también jurídica. Pequeñas empresas que surgen gracias a Internet y encuentran en él su mercado, pueden verse seriamente afectadas por esta ley.

1386162214329

El hecho de que el Gobierno pueda cerrar muchos portales y páginas sin respaldo judicial puede que impulse a algunos emprendedores a pensárselo dos veces antes de tirar hacia delante.

Puede que haya que pagar más por la Universidad. Con la Ley de Propiedad Intelectual se establece otra tasa, aquella por la que las universidades tienen que pagar por citar fragmentos de obras en su propio ámbito académico.

Ante esto, es probable que el precio de las matrículas se acrecente al tener éstas que hacer frente a nuevos costes.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta