20 enero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Oxfam Intermón ha realizado un informe donde denuncia como la democracia “ha sido secuestrada” por los más poderosos económicamente.

En España las 20 personas más ricas poseen una fortuna similar a los ingresos del 20% de la población más pobre. Esto a nivel mundial se traduce en que el 1% de los más ricos del mundo acaparan el 46% de la riqueza del mundo.

Tan solo 85 ricos acumulan tanto dinero como 3.570 millones de pobres en el mundo.

El estudio denominado “Gobernar para las élites. Secuestro democrático y desigualda económica”, lo ha difundido la ONG en vísperas de la realización del Foro Económico Mundial que se celebra en Davos, para poner de manifiesto la deriva que están cometiendo con la economía.

La sustracción de poder adquisitivo de la mayoría de la población está yendo a para a manos del 1% de la población.

Resulta terrible que solo 20 españoles puedan tener el mismo dinero que 10 millones de españoles juntos. “La crisis económica, financiera, política y social tiene buena parte de su origen precisamente en esas dinámicas perniciosas donde el interés público y los procesos democráticos han sido secuestrados por los intereses de una minoría”, destaca el director de la ONG, José María Vera.

El sistema capitalista empuja a las democracias en aras de la desigualdad exigiendo políticas que benefician a quienes más tienen, como la desregulación y la opacidad financiera, los paraísos fiscales, la reducción de impuestos o los recortes en protección social o inversión, con la premisa de ser las únicas medidas posibles para salir de crisis.

Pero en realidad lo que ha estado ocurriendo en el transcurso de la crisis mundial ha sido un trasvase de recursos económicos de la mayoría de la población a los bolsillos de las élites económicas.

El informe relata que “desde 1970 los impuestos a las rentas más altas se ha reducido en 29 de los 30 estudiados”, con ello no solo se consigue que los ricos ganen más, sino también que paguen menos.

“Las tremendas presiones de los mercados financieros ha impulsado drásticas medidas de austeridad que han golpeado a las clases baja y media, mientras los grandes inversores se han aprovechado de planes de rescate públicos”.

En Africa las empresas que extraen materias primas “han renegociado los contratos aprovechando la situación económica mundial y limitando la capacidad de los gobiernos africanos para luchar contra la crisis”.

Asimismo el trabajo destaca que 21 billones de dólares se escapan al año del control fiscal a nivel mundial, gracias a las “redes que los ricos y las grandes empresas tienen en los paraísos fiscales”.

Oxfam ha realizado una encuesta en la que preguntaba sobre la creencia de que las leyes que diseñaban los gobiernos se realizaban en favor de los ricos. En España, ocho de cada 10 personas opina que se gobierna para los ricos.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta