4 diciembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

Un informe realizado por la web independiente kelisto.es ha difundido el comportamiento de las entidades durante los últimos diez años.

Los bancos no hacen caso a más del 80% de las quejas que interponen sus usuarios. En diez años se ha multiplicado por 2,5 la desconsideración que las entidades tienen hacia sus clientes. En 2002 se pasaban por alto el 33,3% de las reclamaciones, mientras que en 2012 ha pasado a ser un 81,7%.

La media de rectificación dentro del sector bancario es del 18,3%. Barclays, Citibank y Cajasur con un 1,3% y 2,3%, se encuentran muy por debajo de esa media.

Por otro lado los bancos que más han atendido a las protestas o solicitudes de los consumidores han sido Deutsche Bank con un 61,1%, Banco Sabadell con un 51,1% y Banco de Valencia (34,8%).

Desde 2002 a 2012, las entidades que más veces han liderado ser las que menos han rectificado ante las demandas de sus usuarios, han sido La Caixa en seis ocasiones, Citibank y Barclays en cuatro ocasiones.

Por el contrario, Banco Sabadell en nueve ocasiones, Unicaja en cinco, Caixa d’Estalvis de Catalunya en tres ocasiones, han sido las que más han rectificado.

Las reclamaciones interpuestas por los clientes en sus entidades se han elevado en los últimos años por la mala percepción que la sociedad tiene sobre ellas, tras los casos de preferentes, los desahucios, el rescate bancario o el fraude fiscal, que engloba a todos los bancos del Ibex 35.

La responsable de Finanzas de kelisto.es, Estefanía González, ha declarado que “el incremento de las reclamaciones ignoradas por la banca se produce en un contexto de fuerte incremento del número total de reclamaciones. Así, entre 2002 y 2012, el total de quejas presentadas ante el Banco de España pasó de 4.288 a 14.313, es decir, aumentó un 234%”.

El año en que más crecieron las reclamaciones es en 2009, cuando llegaron a incrementarse en un 83,1%, según afirma la responsable de la web independiente de ahorro.

Citibank es la entidad con mayor número de reclamaciones por volumen de negocio.El Banco de España ha explicado que se trata de un caso particular, ya que se dedican al negocio de tarjetas y su volumen es muy reducido, con lo que su ratio de reclamaciones es más alto.

¿Cuáles son los motivos?

Los principales motivos que alegan los consumidores son la discrepancia en los apuntes asentados en cuenta, el robo y el uso fraudulento de tarjetas y las comisiones y gastos. Hasta 2008, éstas eran la mayoría de las quejas que recibían las entidades.

A partir del estallido de la crisis crecieron las protestas en la limitación de la variación de los tipos de interés, las liquidaciones de activo y pasivo o las coberturas.

Los comentarios no estn activados