12 diciembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

El Instituto de Estudios de Automoción (IEA), ha realizado un estudio en el que desvela los vehículos más vendidos en 2013, cada uno dentro de su categoría.

El consumidor español del motor se decanta en su mayoría por los vehículos de menor precio, por lo que gran parte de las compras se realizan dentro del segmento de pequeño y medio-bajo, que comprendería el 60% de las ventas del sector de la automoción.

Entre los diez coches más vendidos, cinco de ellos son modelos pequeños, que cuestan menos de 10.000 euros y los otros cinco vehículos más vendidos pertenecen al segmento medio-bajo.

El coche más vendido en lo que llevamos de año es el Renault Mégane, seguido en segunda posición por el Citroën C4 y el Seat Ibiza que es tercero.

Mientras que la media de matriculaciones del sector es del 2%, los modelos pequeños acumulan unos porcentajes de matriculaciones del 10%.

El automóvil más vendido del año dentro del segmento pequeño es el Seat Ibiza que mantiene una distancia con su perseguidor de 3.000 unidades matriculadas.

En segundo lugar se encuentra el Opel Corsa con 18.810 unidades, 18 más que el tercer clasificado el Wolkswagen Polo y en cuarto lugar, muy cerca de estos dos, está el Renault Clio, con 18.429 unidades matriculadas.

El segmento que mayor crecimiento interno respecto a sus resultados de 2012 presenta, es el de todoterrenos pequeños y medianos, los conocidos como SUV.

Este sector ha tenido un crecimiento del 20% respecto al año anterior, un total de matriculaciones muy alejado del segmento pequeño, 33.400 frente a 195.840.

El primer todoterreno en ventas de este segmento es el Nissan Qashqai, seguido del Hyunday ix35 en segunda posición, el Kia Sportage, el Wolkswagen Tiguan y el Dacia Duster.

En cuanto al segmento del vehículo medio-bajo, el Renault Mégane se posiciona como el más vendido (21.714), por delante del Citroën C4 (21.664), el Wolkswagen Golf (18.109) y el Seat León (17.702).

Los coches micro también aparecen en la clasificación con un crecimiento de una décima y una cuota de mercado del 5%. Estos coches urbanos combinan un reducido tamaño con un elevado precio respecto al segmento que tienen por encima, el de los pequeños.

El automóvil más vendido es el Mini con 7.000 unidades, seguido del Fiat 500 y Fiat Punto.

Entre los monovolúmenes pequeños, el más adquirido ha sido el Citroën C4 Picasso, por delante del Ford C-Max y el Renault Mégane Scenic.

Para los monovolúmenes de mayor tamaño la clasificación coloca al Ford S-Max en primer lugar, como segundo al Seat Alhambra y tercero al Chevrolet Orlando.

Caen los berlina, deportivos y todo terrenos grandes

El segmento de las grandes berlinas ha sufrido una caída que roza el 13%. El BMW serie 5 vuelve a convertirse en el más demandado, seguido del Audi A6, el Mercedes Clase E, el Jaguar XF y el Lexus IS.

El berlina de representación cae un 25%, destacando el Audi A7 y los Mercedes CLS y S.

En los deportivos, gana el Porsche Panamera, seguido del Porsche 911, el Peugeot RCZ, el Toyota GT86 y el Mercedes SLK.

Los todoterreno grandes y los de lujo también descienden en ventas. Entre los todoterreno grandes vence el Toyota Land Cruiser, perseguido por el Jeep Grand Cherokee y el Nissan Pathfinder.

Y en los de lujo, gana el Land Rover Range Rover, delante del Mercedes ML y el BWW X5.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta