10 noviembre, 2013
Escrito por Teresa Gandia

La devaluación del bolívar venezolano y la fuerte depreciación del peso argentino y el real brasileño han pasado factura a los ingresos de Telefónica. La caída de estas monedas junto con la venta de activos, ha hecho que los ingresos de la compañía caigan con fuerza, en lo que llevamos de año, la compañía ha ingresado 42.626 millones de euros, un 8,4% menos que el mismo periodo del año anterior. Su beneficio neto ha caido hasta los 3.145 millones, un 9% menos, afectado también por los tipos de cambio.

En Europa, la compañía continúa registrando una fuerte caída de ingresos, especialmente en el mercado español, que cae un 12% en el tercer trimestre del año 2013, solo un poco menos que el 14% que desciende en el conjunto de los 9 primeros meses. En el mercado Latinoamericano los ingresos crecen en moneda local, pero la pérdida de valor de las divisas lo anula.

A pesar del registro de pérdidas en los ingresos, la compañía ha demostrado una gran flexibilidad financiera. En este trimestre ha reflejado una reducción de la deuda de casi 3.700 millones de euros, consecuencia de operaciones de gestión de cartera y la mejora en el flujo de caja libre, superior nuevamente al del trimestre anterior.

Venta de activos
El resultado de la venta de activos es de 103 millones de euros en lo que llevamos de año, sobre todo por la plusvalía por la venta de los activos de negocio fijo en Reino Unido, la plusvalía de Hispasat y ventas de torres en Latinoamérica. Además todo esto ha sido compensado con el ajuste de la valoración de Telefónica República Checa, que en 2012 ascendió a 289 millones de euros.

Los comentarios no estn activados