17 enero, 2014
Escrito por Teresa Gandia

La situación financiera de la compañía Eroski se encuentra de nuevo en una situación desastrosa, a pesar de haber refinanciado toda su deuda -2.500 millones de euros-. Esta semana la compañía ha comunicado a sus acreedores que no podrá hacer frente al pago de la deuda que deberá realizar el próximo 31 de enero y ha pedido una quita del 50% -1.250 millones de euros-, ante lo que la banca ha decidido ser tajante y rechazar la propuesta.

Esta situación se ha desencadenado desde la caída de otra de las empresas de la Corporación Mondragón, Fagor. Tras la salida a concurso de acreedores se le comunicó a Eroski que necesitaba realizar un plan de desinversión, con el objetivo de garantizar los compromisos de rentabilidad acordados en el contrato de refinanciación.

Eroski ha admitido que ha solicitado un aplazamiento del pago y ha asegurado que no se ha demandado ninguna exoneración de la deuda.

Ahora Eroski quiere poner sobre la mesa la baza de las Aportaciones Financieras Subordinadas, comercializadas entre los años 2002 y 207 cuyo monto asciende a los 660 millones de euros.

Pero ahora los compradores de las aportaciones están denunciando la falta de información ante los riesgos de la compra de estos productos y los tribunales les dan la razón.

Es por ello que Eroski se puso en contacto con el CNMV para trasladarles sus nuevas intenciones con algunos bancos para que estos propongan a los titulares de las Aportaciones Financieras Subordinadas una compensación en efectivo del 15% del valor nominal y canjear un 55% por bonos a un plazo de 12 años, con una consiguiente remuneración de 300 puntos sobre el euribor.

Lo que no ha dicho la compañía pero se intuye, es que este acuerdo supone una quita de casi el 30% de la deuda restante.

Con la propuesta de Eroski, los titulares de las aportaciones no tendrían que devolver los intereses cobrados durante los años anteriores, al contrario de lo que ocurre con las sentencias.

La empresa vasca ha asegurado que cumplirá con el pago del cupón de las AFS del 2013, que asciende a una cifra de 20 millones de euros.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta