12 marzo, 2012

La multinacional francesa que en 2011 redujo beneficios en un 14,3% respecto al año anterior, está tomando una serie de medidas para no perder a sus clientes, como la exclusión del IVA a mayores o crear una sección de masivos descuentos dentro de sus hipermercados.

Carrefour es actualmente la segunda cadena de distribución en alimenticia (entre otros) del mundo y la primera en Europa, emplea en todo el mundo a más de 470.000 empleados.

La empresa está probando como estrategia instaurar outlets dentro de sus centros para dar salida a aquellos productos que no se venden con facilidad, así ahorrarse el almacenaje, envió y más gastos relacionados con la no venta del producto que supondrán unos descuentos de hasta el 90% del precio para el consumidor final.

Esta técnica no es nueva, existen numerosas marcas que tienen tiendas dedicadas a productos de temporadas pasadas (Zara, El Corte Inglés), o supermercados con estanterías de género rebajado en el precio cuando está a punto de caducar (Tesco).

Lo llamativo es la conjunción de este tipo de venta en el mismo techo que el del producto normal, no se trata de rebajas si no de una sección de oportunidades permanente, esto hace un par de años sería impensable pero ahora con la crisis y la pérdida de ventas hasta los más grandes del sector han de tomar medidas extremas.

El primer gran outlet de Carrefour está funcionando en Madrid (San Fernando de Henares) los siguientes van a ser en Valencia (Xirivella) y Málaga (La rosaleda).

Esta medida se une a la de suprimir el IVA (entre 4% y 8%) en algunos productos de alimentación, a los clientes mayores de 65 años que estén dados de alta en el Club Carrefour.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta