24 enero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

El Consejo de Ministros de este viernes pretende aprobar la que sería la quinta edición del Plan PIVE que subvenciona la compra de automóviles y que tiene como objetivo incentivar el sector automovilístico.

El PIVE 5 estará dotado de 175 millones de euros, con lo que se acumularía una ayuda total al sector de 578 millones desde su primer plan en septiembre de 2012.

Resalta la implicación y la gran sensibilidad que demuestra el Gobierno ante el sector de la automoción y que sin embargo no disfrutan otros programas sociales como el programa de Salud Pública, sanidad exterior y calidad, al que han destinado en 2013 y 2014, 67 millones de euros.

Este plan ayuda a los centros educativos para que cualquier niño tenga garantizado un puesto escolar en “condiciones suficientes”.

Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros, el plan entrará en vigor a partir del 27 de enero, con la intención de renovar más de 175.000 vehículos antiguos por automóviles más eficientes y seguros.

El Plan PIVE reducirá el coste final del vehículo que se pretenda comprar en 2.000 euros, la mitad sufragada por el Estado y la otra mitad por la compañía. En el caso de las familias numerosas y coches de más de cinco plazas, la rebaja es de 3.000 euros.

Para disfrutar de este ahorro el coche que se ha de entregar para adquirir uno nuevo, ha de tener al más diez años de antigüedad.

Con este nuevo impulso de subvención al sector del automóvil, el Gobierno de Mariano Rajoy sumará un total de 578 millones de euros para renovar el parque de vehículos en España.

En el primer Plan PIVE, el Ejecutivo popular asumió unos costes de 75 millones, en el segundo, 150 millones de euros; 70 millones en el tercer plan, al igual que en el cuarto; y en este quinto programa 175 millones que se adhieren a los 38 millones del PIMA Aire.

Se espera que las matriculaciones anuales aumenten en España cerca del 10% durante 2014 y que la economía española se beneficie del efecto dinamizador, contribuyendo al crecimiento del PIB.

Una ayuda que no están recibiendo otros sectores asediados por la crisis pero que no disfrutan del poder de negociación que tiene el sector automovilístico en España.

El conglomerado de grandes empresas que conforman el sector utiliza su cercanía al Ejecutivo para disfrutar de estas ayudas sin tener que reducir sus márgenes de beneficios, al tiempo que continúan realizando Expedientes de Regulación de Empleo.

El mismo caso que ciertos sectores industriales, sufren los servicios sociales públicos, que están sufriendo los recortes, como en el caso del Servicio Sanitario Público que permite que los alumnos con deficiencias psicotécnicas puedan disfrutar con normalidad de su educación en centros públicos.

Lo mismo ocurre en Educación, donde el ministro Wert deniega becas a estudiantes que cumplen los requisitos.

Pero atendiendo a las palabras del secretario de organización del PP, Carlos Floriano, no es este sector, el más vulnerable, el que está sufriendo las cargas de la crisis, sino que la recuperación es “gracias al esfuerzo de los que más tienen”.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta