14 enero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Recomendar9,"og_object"

Según ha informado el Ministro de Economía Luis de Guindos, el rescate a la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) puede acabar costando cerca de 15.000 millones de euros.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, el ministro ha admitido que la cantidad destinada a rescatar el sector bancario puede aumentar.

De Guindos acepta que el rescate bancario que supone la CAM es superior a otras entidades de un tamaño similar.

A pesar de que el Ministerio ha informado que estos 15.000 millones de euros saldrán del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), este fondo está creado con depósitos de clientes de las entidades bancarias, por lo que algunos expertos coinciden que al final será el ciudadano quien cargue con el rescate.

El Fondo de Garantía de Depósitos ha asumido durante diez años un total de 24.000 millones de euros en concepto de pérdidas derivadas del boom inmobiliario.

Rescate

La CAM fue intervenida en 2011 por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y se vendió al Banco Sabadell por un módico precio de 5.249 millones de euros.

El FROB cifraba las pérdidas de la CAM en 5.500 millones. Sin embargo, tan solo una semana después de haber comprado la CAM el consejero delegado del Banco Sabadell, Jaime Guardiola, cifraba en 17.000 euros las pérdidas de la entidad.

Repago a dependientes y discapacitados

Al mismo tiempo que se anuncian rescates bancarios de una entidad valenciana, la Generalitat Valenciana cobra a las personas usuarias de residencias, centros de día, centros ocupacionales, etc., por este servicio.

A costa de los discapacitados el Gobierno popular de Alberto Fabra ha implantado un sistema de repago con el que pretende “recaudar 15 millones de euros”.

La Generalitat presentaba estos ingresos avalando como un criterio razonable que solo el 70% de 7.137, unas 5.000 personas, serían las afectadas y que solo 155 abonarían el 90%.

1389534359650Fabra-y-Zaplana-en-una-visidn

Los afectados afirman que “así son de sinvergüenzas”, expresaba una mujer de setenta años que cuida a su hermana dependiente de 65 años.

La mujer asegura que recibió una carta de Conselleria que le exigía abonar 375 euros al mes durante 14 meses si quería seguir utilizando el centro de día, “¿En qué país vivimos?”.

dependientes--390x240

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta