24 agosto, 2014
Escrito por Pedro Cortés Soto

Sin duda las redes sociales son uno de los grandes inventos del siglo XXI estos soportes informático no solo permiten compartir fotografías de tu comida sino también enterarte de forma instantánea de cualquier hecho que ocurra en el mundo. En el ámbito empresarial un buen uso de las redes sociales es fundamental para dar visibilidad a tu empresa y a tus productos. Es una herramienta de marketing barata y tremendamente poderosa, una herramienta que bien utilizada puede procurarte multitud de clientes mientras que un mal uso de esta puede causarle muchos problemas a una determinada empresa. En este sentido los responsables de una aplicación que se encarga de recopilar y hacer recomendaciones de lugares interesantes para visitar y conocer, mimAPPa, han detectado algunas de esas dificultades o riesgos que puede sufrir una empresa en relación a las redes sociales y además también sugieren algunas posibles soluciones para enfrentarse a ese tipo de problemas. Si os parece podemos repasar algunas de las propuestas que hacen los responsables de esta aplicación de viajes.

El primer peligro al que una empresa está expuesta solo por el mero hecho de aparecer en las redes sociales es a las declaraciones de tipo difamatorio. Como decía al principio la publicidad en las redes sociales puede ser muy buena y barata pero a igual que las cosas positivas tienen más alcance las críticas son también mucho más visibles independientemente de que estas sean ciertas o no. Para evitar en lo posible este tipo de actitudes lo mejor es llevar un control meticuloso del material que se publica midiendo bien las palabras y lo que se escribe en cada momento para evitar cualquier tipo de malentendido.

Cuando se publicita una empresa en las redes sociales cualquiera puede tener acceso a todo el contenido que se expone en esa cuenta. En condiciones normales es eso lo que interesa cuanto más acceso más clientes pero también puede ocurrir que haya personas que utilicen esos contenidos de forma no adecuada. Esto facilita a las empresas de tu competencia el acceso a tus ofertas y promociones y algunos casos pueden llevar a cabo acciones similares e incluso iguales. En este sentido hay que tener cuidado con tus promociones e intentar guardar tus mejores cartas para ti solo.

En negocios de tipo virtual la honestidad y la transparencia son dos factores clave. En transacciones donde no hay un contacto físico con nadie, el cliente tiende a recelar y a desconfiar. En ese sentido nuestra empresa deberá ofrecerle todas las garantías posibles, anteponiendo la satisfacción de nuestro cliente a nuestro propio beneficio económico.

La actividad de una empresa en las redes sociales debe ser minuciosamente controlada y estudiada. Este hecho puede proporcionarnos una información muy valiosa a la hora de corregir posibles fallos que se estén produciendo y que acaben repercutiendo en nuestras ventas.

Hay que tener una cosa clara y es que el hecho de que los usuarios no interactúen en tus publicaciones no quiere decir que nos las sigan o que no las vean. Es importante ser lo más accesible posible en este tipo de soportes y que la información se renueve constantemente, la actividad continúa en este tipo de redes es imprescindible para dar visibilidad a un negocio.

Hasta aquí estos consejos para mejorar tu empresa en las redes sociales esperamos que os hayan sido útiles.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta