29 agosto, 2013
Escrito por Angela De la Vega

Los datos macroeconómicos indican que los ‘brotes verdes’ que veían algunos no eran quizás más que flor de un día. El Producto Interior Bruto ha caído un 0,1% a lo largo del segundo trimestre de este ejercicio, lo que supone una mejora de tres décimas con respecto al primero pero una caída del 1,6% con referencia al mismo periodo del año 2012.

Las exportaciones tienen un 0,6% menos de peso sobre el PIB que el primer trimestre suponiendo un 2% del total y cae también la tasa de empleo hasta un 3,8%, lo que implica 623 mil desempleados más que van a engrosar las ya abultadas listas.

Algunos analistas tienen sus esperanzas puestas en los datos procedentes de Francia y Alemania que han observado mejorías en el sector manufacturero y en el sector servicios y que indicarían el alivio de la economía europea.

Según el Ministro Federal de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, las duras condiciones impuestas a España desde el país germano a través de las políticas y normativas de la unión en lo que respecta a las reformas y al rescate bancario han beneficiado a la economía de nuestro país tal como se refleja en los datos de las exportaciones.

Esto contradice en cierta medida al hecho de que España sigue un modelo económico diferente al alemán por razones estructurales. Mientras que el país germano goza de un tejido industrial muy desarrollado, España tiene que contentarse con el sector turístico y el de la construcción para crecer.

Sabemos que el de la construcción no va a ayudar a nuestras cifras macro y aunque, por contra, el turismo sí lo hace, esto solo ocurre en épocas clave conferiendo a las cifras positivas un carácter cíclico pero no auténtico.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta