29 enero, 2014
Escrito por José Ferrando

Después de dos semanas y media desde que se presentara el Plan PIVE 5, que fue aprobado el viernes pasado en Consejo de Ministros, hoy por fin entra en vigor, por lo que ya se pueden pedir las ayudas para renovar el coche.

Como ya habíamos comentado en artículos anteriores, el Plan PIVE 5 supone la continuidad de las ayudas para la renovación del parque automovilístico español, que empezó con el primer Plan PIVE en 2012.

Hoy, con la publicación de los requisitos y la cuantía de las ayudas en el Boletín Oficial del Estado, los ciudadanos españoles ya se pueden acoger a este plan renove de vehículos.

El crédito puesto en marcha por el Gobierno, y presentado en sucesivas ruedas de prensa por la vicepresidenta del mismo, Soraya Sáenz de Santa María, consistirá en un total de 175 millones de euros.

Este nuevo PIVE tiene una duración estimada de 15 meses o hasta agotar los recursos destinados. Teniendo en cuenta que en los anteriores planes de financiación los montos globales para la ayuda se agotaron en un máximo de 3 o 4 meses, todo hace prever que este PIVE tendrá un éxito parecido, por lo que no se descarta la posibilidad de que se proponga un Plan PIVE 6 en el futuro.

Se estima que con estas ayudas se podrán renovar hasta 175.000 vehículos. La financiación consistirá en 2.000 euros de ayuda, 1.000 proporcionados por el Gobierno y otros 1.000 por el concesionario. A cambio, además de la compra del coche, habrá que enviar al desguace un vehículo de más de 10 años de antigüedad.

En caso de compra de coches adaptados para personas como movilidad reducida o de turismos por parte de familias numerosas, las ayudas ascenderán a un total de 3.000 euros, pagando una mitad el Ejecutivo y la otra el propio concesionario.

Fuentes gubernamentales aseguran que se espera crear más de 4.500 puestos de trabajo, además de mantener los 10.000 que ya se habían creado o mantenido con los cuatro planes PIVE anteriores.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta