24 agosto, 2014
Escrito por Pedro Cortés Soto

En la actualidad e inmersos en una crisis como estamos el empleo brilla por su ausencia y la demanda es mucho mayor que la oferta disponible por este motivo los procesos de selección son mucho más estrictos ya que hay muchos candidatos para pocos puestos. En un mundo en el que la corrupción está a la orden del día y en el que cada día en las noticias salta un nuevo caso de malversación de fondos públicos o de evasión de impuestos la integridad es un valor escaso y las empresas se interesan cada vez más por una característica tan positiva como esta. Desde el punto de vista moral pocas cosas hay tan deseables como la integridad dentro de una persona esto es lo que parecen pensar las empresas que cada día buscan más estos valores, al menos la gran mayoría de ellas.

Para evitar esa imagen del típico tiburón de negocios sin escrúpulos una consultora de Recursos Humanos ubicada en el país de Australia, Red Balloon, creó una serie de preguntas que permiten evaluar si una persona es íntegra o no. Estas preguntas las recogió en su momento el blog “Economía para todos” y ahora nosotros te las traemos también por si te las encuentras en alguna entrevista de trabajo. Estas preguntas aparecen de forma literal en este blog que ya hemos comentado

1.- “Eres un atleta de élite y te ofrecen medio millón de dólares a cambio de promocionar un producto que no te gusta y que jamás usarías, ¿aceptarías el dinero?”

2.- “Mientras trabajas en un proyecto con muchas otras empresas, notas que una de ellas está haciendo trabajo deficiente y peligroso para el resto. Si lo denuncias, el proyecto podría cancelarse y perderías el 20% de tus ingresos para ese año. ¿Qué harías?”

3.- “El taxista te da un recibo en blanco, y tú tienes una cuenta de gastos. ¿Escribirías la cantidad correcta?”

4.-” Estás jugando golf con un cliente importante que cree que las habilidades para el golf son tan importantes como las de negocios. Tu pelota cae en un lugar en el que es difícil golpear, pero puedes moverla sin que nadie te vea, ¿lo haces?”

5.- “Estás aparcando en un espacio pequeño en el parking de la oficina y, accidentalmente, abollas el coche de tu jefe. Nadie te ve, pero ¿dejarías una nota haciéndote responsable?”

6.- “Un compañero de trabajo te pide que le copies varios CDs de música. Sabes que es ilegal, ¿lo haces?”

7.- “”Sabes que le pareces atractivo/a a un cliente/a potencial, ¿coqueteas un poco para obtener una nueva cuenta para tu empresa aunque no tengas el más mínimo interés en él/ella?”

8.- “Un buen amigo ha estado desempleado por varios meses y te pide que escribas una carta de recomendación para un puesto para el que tú sabes que no está bien calificado, ¿aceptas escribirla?”

9.- “Encuentras un buen contenido para una presentación, pero sabes que tiene copyright, ¿lo usas en tu presentación de trabajo para quedar bien pensando que nadie se va a dar cuenta?”

10. “Tu presupuesto es limitado y un proveedor realiza un trabajo pero olvida presentar factura. Pasan seis meses, ¿se lo recordarías?”

11.- “Un posible cliente te ofrece entradas para ver a un grupo de música que te encanta. Sabes que ya no quedan entradas y que ir no afectaría tu decisión sobre el negocio. ¿vas al concierto?”

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta