11 enero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Hay que trabajar más y ganar menos para salir de la crisis”.
Gerardo Díaz- Ferrán ex presidente de la CEOE, ahora en la cárcel

Sería mejor ponerles un subsidio a que estén en la Administración consumiendo papel, teléfono y tratando de crear leyes”. (A los funcionarios)
Juan Rosell, actual presidente de la CEOE.

“Como aquí el subsidio dura hasta 24 meses, la gente encuentra trabajo milagrosamente cuando falta un mes o dos para agotar el subsidio”.
Juan Rosell.

La mejor empresa pública es la que no existe”.
Díaz Ferrán.

Los máximos dirigentes de la Patronal española han declarado alguna de las anteriores frases en sus intervenciones en público mientras exigían reformas laborables encaminadas a la reducción de salarios, de prestaciones y a la gratuidad del despido.

Al mismo tiempo que los representantes de los empresarios se apresuran a exigir esfuerzos a los trabajadores, les piden que trabajen más horas con menores salarios y en peores condiciones e incluso les llegan a llamar holgazanes indirectamente, ellos disfrutan de privilegios y cuantiosas sumas de dinero.

Uno de los dirigentes de la Patronal llegó a declara que los parados tenían que aceptar cualquier trabajo diciendo que aunque fuese en Laponia, añadiendo que es un “lugar muy bonito, con intensos trabajos de temporada y bien remunerados”.

Estos empresarios y representantes de empresarios disfrutan además de acomodados puestos, de privilegios económicos.

El último escándalo ha saltado con la indemnización del director de Relaciones Laborales de la CEOE, José de la Cavada. El polémico directivo que pedía los despidos sin indemnización, se resiste a dejar el cargo si no le pagan las cantidades que han cobrado otros compañeros que han dejado cargos similares.

Y es que casi una veintena de directivos de la patronal estaban blindados con 300.000 euros de indemnización. Así que De la Cavada pide una indemnización similar, al mismo tiempo que les dice a los trabajadores españoles que no tendrían que cobrar ninguna indemnización.

Esta autoprotección de los directivos llegó en la etapa de Juan Jiménez Aguilar como secretario general de la CEOE y que el propio Jiménez Aguilar aprovechó para atribuirse una indemnización que superaba el millón de euros, según estimaban algunos miembros directivos.

En el informe de las cuentas de 2012 se puede leer: “La organización tiene contratados dos seguros colectivos de jubilación adaptados a la normativa de compromisos por pensiones”, así que “la Organización tendrá que seguir pagando las aportaciones anuales necesarias para hacer frente al capital garantizado”.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta