26 noviembre, 2013
Escrito por Ana Bort

Hace casi cuatro años que falleció el empresario estadounidense Glen Bell, pero su nombre sigue asociado a uno de los imperios de comida rápida más de moda en el mundo entero y que poco a poco va entrando en España.

Hay quien no conocerá a Glen Bell, pero quizás haya comido alguna vez uno de sus menús del Taco Bell, la empresa que creó a partir de su primer restaurante Bell’s Drive-in en 1948 en San Bernardino, Estados Unidos.

Era un veterano de la Segunda Guerra Mundial y cuando volvió a su país, tras haber estado trabajando en la cocina para los Marine, decidió sacar provecho de la cultura automovilística del sur de California, donde proliferaban los negocios de venta de comida a través de la ventanilla del coche.

Comenzó vendiendo los típicos perritos calientes y hamburguesas, pero se dio cuenta de que la venta de comida mexicana podría triunfar. Entre 1954 y 1955 había abierto tres restaurantes, llamados ‘Taco Tias’ en Los Ángeles, donde había innovado tanto la manera de crear los tacos como de cocinarlos.

La marca ‘Taco Bell’, con su nombre, aparece por primera vez en 1962, tras separarse de los socios de sus antiguos establecimientos. En el año 1978 vendió a PepsiCo los 868 restaurantes que había creado en apenas quince años por 125 millones de dólares.

En la actualidad Taco Bell es propiedad de Yum! Brands y es la cadena de comida mexicana más grande de Estados Unidos, donde tiene 36,8 millones de clientes cada semana en sus más de cinco mil establecimientos.

Glen Bell falleció en enero de 2010, dejando tras de sí una extensa familia en Los Ángeles, California.

Los comentarios no estn activados