12 diciembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

La Agencia Tributaria facilita el fraccionamiento o el aplazamiento del pago si el contribuyente presenta falta de liquidez que demuestre sus problemas económicos.

El fraccionamiento o aplazamiento puede ser una vía de financiación para las empresas que no puedan acceder a la concesión de préstamos.

Tiene un coste

Pedir un aplazamiento supone el pago del interés que se fija anualmente en los Presupuestos Generales del Estado que aprueba el Parlamento.

Existen dos tipos de interés para 2013 y 2014, según las condiciones en que se conceda el aplazamiento. Por un lado si el contribuyente presenta un aval, el interés será del 4%, pero si no ofrece ninguna garantía, debería afrontar un interés del 5%.

Válido para casi todos los impuestos

Tanto las declaraciones de IRPF como de IVA pueden ser fragmentadas. La declaración de IRPF ya contempla el pago a plazos del tributo, pero existe la posibilidad de aplazamiento tanto en el periodo voluntario de liquidación como en el ejecutivo.

Plazos de la solicitud

El contribuyente mediante el impreso de soliciud exige el momento de pago y las cantidades que desea abonar en cada reintegro, posteriormente es la Agencia Tributaria quien aprueba o desestima tal solicitud.

Se ha de presentar una solicitud por cada impuesto que se desea prorrogar o dividir y poner en él, el día en que se ha de realizar el reembolso y la cantidad que se desea pagar de la tasa en cada vencimiento.

En la solicitud deberá ir incorporada la cuenta bancaria y el motivo de la instancia.

En su respuesta, Hacienda puede presentar otra propuesta de plazos o la desestimación por completo de la solicitud.

El contribuyente que no pague uno de los plazos en el momento de vencimiento, verá eliminado el aplazamiento y Hacienda le exigirá el pago total.

No existe cantidad límite

Las deudas que se pretender prorrogar en las que no se vaya a presentar un aval, deben ser por cantidades inferiores a los 18.000 euros. Para cantidades superiores, la Agencia va a exigir una garantía, bien bancaria, hipotecaria o seguro de caución.

A través de la web de Hacienda

La instancia se solicitará por medio de la web de la Agencia Tributaria. Dentro del apartado Trámites destacados, Aplazamientos y fraccionamientos de deuda.
Si el impuesto corresponde a una comunidad autónoma es a su administración a quien se le debe hacer la petición.

Puedes dirigirte a la web de Hacienda pinchando aquí.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta