25 noviembre, 2013
Escrito por Jaume Navarro

Se trata de un coche pequeño, funcional, moderno y con un consumo muy bajo, todo ello por 1.700 euros. El coche en cuestión lleva cuatro años en el mercado y sin embargo las ventas han bajado un 80%.

Se trata del Tata Nano, un coche que a pesar de su atractivo precio no ha conseguido hacerse con el mercado. Su anuncio tiene un lema fácil: “El coche más barato del mundo“, pero los resultados no se aproximan a las previsiones.

La marca vendió en la India el pasado mes de abril unos 948 coches, una cifra ridícula teniendo en cuenta que en los primeros cuatro meses del año se vendieron un total de 1,5 millones de coches.

Sus inicios han sido tormentosos y han marcado la tendencia, ya que seis de sus primeros compradores denunciaron que el coche se les había incendiado.

El Tata Nano debe su fracaso a la competencia que encuentra su modelo con otros coches de una calidad superior por un precio un poco más elevado. Pero sobre todo los expertos achacan su mala salida al mercado por la concepción que se tiene del mismo.

En un mundo capitalista, movido por el consumo y donde las apariencias hacia el exterior mueven a las clases sociales, el hecho de llevar el coche más barato del mundo puede llevar a sus consumidores a ser situados por la sociedad en la clase social más baja.

India es un país sumido en la economía de mercado con una sociedad cada vez más desigual, donde las clases económicas elevan sus diferencias a pasos agigantados, por lo que “si te ven con un Nano, saben que no puedes comprar nada más” en palabras de una estudiante de 20 años, que continuaba su declaración afirmando que “para eso es mejor ir en moto“.

A pesar de las bajas ventas, el presidente de la firma no da por finalizado el proyecto, que comenzó cuando él mismo vio como una familia con pocos recursos viajaba a duras penas montados en una motocicleta.

La empresa se ha sumido en una costosa campaña de imagen para reflotar el modelo y “hacerlo más deseable“. Por ahora la estrategia está empezando a dar sus frutos ya que mediante redes sociales como Facebook, la página del Nano ya cuenta con casi cuatro millones de seguidores, 16 veces más de los usuarios que tiene en la actualidad.

Los comentarios no estn activados