10 febrero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

El 12 de febrero se cumplen dos años de la entrada en vigor de la Reforma Laboral aprobada por el Gobierno popular de Mariano Rajoy.

En estos dos años, los desempleados registrados en las oficinas de empleo han pasado de 4.599.829 parados a 4.814.435 desempleados a fecha de hoy, 214.606 parados más.

Sin embargo este dato no resalta las consecuencias de la pérdida de derechos laborales de los trabajadores con la nueva Reforma Laboral, ya que al mismo tiempo se han perdido 769.627 afiliados a la Seguridad Social.

En la actualidad son 16.176.610 los cotizantes existentes, lo que produce una diferencia de más de medio millón de personas que ha perdido su empleo y no ha decidido registrarse en las oficinas de empleo.

Además de la destrucción de empleos, la reforma ha traído consigo la pérdida de esperanza en encontrar un empleo y por lo tanto el desánimo a la hora de buscarlo, la salida al extranjero y la vuelta a los estudios.

Analizando los resultados que muestra la EPA, el número de desempleados ha pasado de 5.273.600 desempleados a 5.896.300, un total de 622.700 parados más.

El crecimiento del paro en estos dos años ha sido del 11,8%.

La tasa de paro antes de la entrada en vigor de la Reforma Laboral era del 22,85%, dos años después se sitúa en el 26,03%.

Atendiendo a los datos de la EPA, desde el último trimestre de 2011 al mismo periodo de 2013, se han destruido 1.049.300 empleos.

Los salarios también se han visto afectados, por la pérdida de derechos sindicales en la negociación de los Convenios Colectivos. El ejercicio de 2011 cerraba con un incremento salarial medio de 1,98%, mientras que en 2013 el crecimiento era de 0,57%.

Por su parte, las grandes empresas han utilizado la reforma para rebajar el sueldo medio de sus trabajadores en un 10%.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta