18 diciembre, 2013
Escrito por José Ferrando

La londinense Hong Kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC) acaba de presentar un informe en el que desgrana los ocho temas alrededor de los cuales se articulará la evolución de los mercados financieros del próximo año fiscal. Según el mismo informe, la desinflación, los riesgos en mercados desarrollados y emergentes y la actuación de la Reserva Federal, serán las cuestiones vertebradoras de los mercados para 2014.

1. Estados Unidos y el techo de deuda
El banco londinense apuntaba que, igual que sucedió hace unas semanas, el techo de la deuda estadounidense volvería a ser un problema durante 2014, lo que podría provocar otro cierre de la administración como el de octubre. Sin embargo, la semana pasada republicanos y demócratas llegaron a un acuerdo por el que pactaban los presupuestos a dos años, y tras la primera aprobación del acuerdo por parte del Congreso el jueves pasado, parece que finalmente esta no será una cuestión de la que preocuparse.

2. El petróleo sufrirá caídas de precio
Según HSBC, el fin del conflicto en Siria haría que el país produjese 400.000 barriles de crudo más por día, mientras que la recuperación total de Libia podría hacer que el país mediterráneo vuelva a producir sobre 1 millón de barriles por jornada. Además, el banco asegura que es posible que la OPEP retrase de nuevo la reducción de la producción, lo que influiría en que el precio del barril de petróleo descendiera.

3. Los países emergentes vivirán una crisis en sus balanzas por cuenta corriente
Pese al optimismo que muestra HSBC en estos mercados, las economías emergentes se han mostrado incapaces de financiar repentinos déficits por cuenta corriente. Sudáfrica, India, Brasil, Indonesia y Turquía tienen todas las papeletas para ver amenazadas sus balanzas de cuenta corriente durante 2014, lo que podría repercutir en una recesión económica igual a la de los países periféricos de la zona euro.

4. Inestabilidad financiera por la política económica de Japón
La llamada “Abenomics” ha repercutido en un moderado aumento de la inflación que, sin embargo, no está acompañada de un crecimiento proporcional de los salarios de los trabajadores, lo que llevaría a la pérdida de poder adquisitivo de la población. Esta pérdida de demanda de consumo sumada al envejecimiento de la población podría limitar la recuperación económica del país del sol naciente, que ha conseguido que su economía repunte en 2013, aunque todo indica que este crecimiento no será sostenible durante el próximo año.

5. Desaceleración de la economía china
Es bastante probable, tal y como comenta HSBC en su informe, que China crezca por debajo del 7%, lo que provocaría que ulteriormente se produjese una fuga de capitales de la potencia asiática. Sin embargo la economía china va por buen camino, ya que sigue manteniendo un gran potencial de crecimiento y ha superado la mala asignación del crédito que se producía en el país. Además, China ha sabido conjugar a la perfección sus empresas de titularidad estatal con el sistema económico capitalista.

6. Alemania entra en superávit
HSBC asegura que el déficit de la zona sur europea ha sido lo que ha hundido la demanda de la zona euro, mientras países como Alemania mantenían un gran superávit. Los recientes acuerdos políticos en Alemania apuntan hacia un incremento salarial que se establecerá en 2015 y que podría mejorar la capacidad de consumo de los alemanes e incrementar así las importaciones del país, lo que podría mejorar el déficit y las exportaciones de los países del sur de la zona Euro.

7. Deflación
A pesar de las políticas monetarias expansivas, los precios se han mantenido por debajo de los objetivos marcados de inflación. En un sistema financiero que ya no funciona con el mismo dinamismo de otrora, las tendencias deflacionistas se reflejan en los débiles aumentos de salario en Europa y Estados Unidos. HSBC asegura que la actual desinflación puede desembocar en una eventual deflación, que afectaría especialmente a Europa por la falta de una unión bancaria eficaz.

8. La Reserva Federal retirará sus estímulos, flexibilizará el dólar y creará inflación en EEUU
La Reserva Federal de los Estados Unidos ha vaticinado fuertes recuperaciones que nunca se han llegado a dar, un riesgo que fuerza al ente económico a incrementar la flexibilización cuantitativa del dólar y a ampliar su plan de compra de bonos para poder así sostener la economía del país. Esto provocará, por una parte, que se incremente el riesgo de recesión, mientras que la inyección de dinero líquido en la economía provocará un incremento de la inflación.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta