5 diciembre, 2013

Vuelve la polémica a Ryanair. Y es que cuando parecía que la aerolínea había abandonado su política abusiva lanza una nueva medida controvertida. En esta ocasión, la empresa ha decidido cobrar por poder escoger el lugar en el que sentarse durante el vuelo.

A partir del 1 de febrero los pasajeros podrán escoger su asiento a un precio de entre 5 y 10 euros. Por el momento, esta medida solo afectaría, según anunció la compañía en un comunicado este jueves, a los asientos ubicados en las primeras filas así como los que están al lado de las salidas de emergencia a cambio de un sobrecoste de 10 euros.

ryanair-interior

De este modo, los usuarios podrán seleccionar su asiento en el momento de compra del propio billete o durante el proceso de facturación. Será en uno de esos dos instantes cuando Ryanair asignará asiento a todos los pasajeros, pero elegir, como decimos costará hasta 10 euros.

El resto de asientos podrán ser ocupados de manera libre por orden de llegada siempre que el asiento esté vacío. La ventaja de esta medida es la posibilidad de ahorrarse colas para conseguir sentarse al lado de tu acompañante aunque tenga un coste. Una opción al alcance de todos que está por ver si tendrá éxito.

Los comentarios no estn activados