10 agosto, 2014
Escrito por Pedro Cortés Soto

En una época en la que parece que todo está inventado y en la que quedan pocas cosas que nos puedan sorprender siempre hay nuevas ideas e iniciativas que pueden llegar a sorprendernos, este es el caso de la idea de la empresaria Samantha Hess. Esta mujer de 30 años nacida en Estados Unidos ofrece un completo servicio de abrazos profesionales al módico precio de 60 dólares la hora. Así contado parece una cosa muy simple y nos resulta sorprendente que alguien pueda ganarse la vida dando abrazos pero si os decimos que esta mujer factura al mes unos aproximadamente 5.000 dólares que en euros son unos 3.750, la cosa cambia verdad. A pesar de lo que podéis estar pensando el servicio se limita única y exclusivamente a dar a abrazos así que por favor refrenad esas mentes calenturientas vuestras.

Para acceder a este servicio de abrazos profesionales no importa tu género, ya que los abrazos serían unisex, Samantha Hess abraza tanto a hombres como mujeres. Lo único que hay que hacer es visitar su página web oficial Cuddle Up To Me” y una vez dentro es solo pinchar en la opción que deseas. En ese sentido la propia web ya te ofrece algunas posibilidades como: “juntar las manos y acurrucarnos en el sofá” o “escuchar una música suave mientras nos abrazamos en la cama”.

La idea a esta empresaria del afecto se le ocurrió de una forma muy curiosa en el año 2012. Según cuenta la propia Samantha Hess esta peculiar idea se le ocurrió en un supermercado al presenciar una curiosa situación. Un chico se presentó allí ofreciendo abrazos gratis al poco tiempo otro muchacho se puso a su lado con un cartel similar en el que se podía leer “Abrazos de lujo por solo dos dólares”. Pasado un tiempo el segundo chico, el de los abrazos de lujo, había conseguido bastante más que el primero. Fue en ese momento cuando le asaltó su lucrativa idea también influida por un momento en el que había terminado una relación que duró 13 años y tenía la imperiosa necesidad de ser amada, aceptada y sobre todo de recibir cariño.

En mayo de 2013 esta empresaria puso en marcha su negocio y como era algo novedoso pronto tuvo eco en un periódico local de su ciudad natal Porland. Esto supuso un importante empujón a su nueva empresa que a partir de ahí ha sido difundida por multitud de programas y periódicos que se han interesado por esta iniciativa empresarial. Toda esta difusión mediática ha conseguido que poco a poco esta empresa tenga cada vez más beneficios y siga expandiéndose.

Como es natural teniendo un trabajo en el que gana algo más de 3.000 euros al mes esta es la única ocupación laboral de esta joven empresaria. Ella misma cuenta que siendo abrazadora profesional gana mucho más que en cualquiera de los trabajos que ha tenido anteriormente. Según ella tiene más que de sobra con lo que gana y nunca lleva a cabo más de 5 sesiones por día con una duración de una hora cada una. La empresaria comenta que si trabajara seis días a la semana podría llegar a ganar algo más de 5.000 euros cada mes pero eso no ocurre de forma habitual.

El 90% de los clientes de esta empresa son hombres que están entre los 20 y los 75 años con enfermedades graves o discapacidades que no les permiten tener un contacto humano frecuente lo cual repercute directamente en sus necesidades emocionales.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta