6 diciembre, 2013
Escrito por José Ferrando

Normalmente el público de los programas de televisión está formado por figurantes contratados que cobran por asistir a la grabación o emisión de un programa. Pero lo que hasta hace poco era una remuneración baja ahora raya la explotación laboral.

La mayoría de cadenas tienen el “servicio de público” subcontratado a otras empresas, donde dos compañías se reparten casi todo el mercado: Penélope y Makersaction. Pero la crisis ha incidido en los constantes ahorros en la producción de programas, y los sueldos por 10 horas diarias de grabación, que antes rondaban los 50 o 60 euros, ahora apenas llegan a los 20 euros.

Además el trabajo de figurante es un trabajo precarizado, en el que se cobra en metálico, no se cotiza a la seguridad social, y muchas veces tampoco hay contrato firmado.

Por ejemplo, en Mujeres y Hombres y Viceversa se graban muchos programas seguidos en jornadas que pueden alargarse más de 10 horas. El sueldo lo han disminuido a 10 euros por todo el día, y aunque antes daban dos bocadillos y bebida, ahora solo dan uno. De buena ley, Zapeando, Qué tiempo tan feliz y La Sexta noche también están entre los programas que ofrecen remuneraciones irrisorias a sus figurantes.

Por su parte, Antena 3 es la cadena que mejor paga a su público: en Espejo Público se paga 21 euros a los asistentes por una mañana en directo, mientras que la Ruleta de la Suerte paga 18 euros por cada jornada.

El colmo lo protagonizan los especiales de navidad, que ya han empezado a grabarse esta semana. Las galas de nochebuena y fin de año exigen a los figurantes que vayan bien vestidos, que luzcan una gran sonrisa y que vayan adecuadamente maquillados.

Sin embargo toda la fiesta es fachada, ya que aguantan maratonianas jornadas bailando y sonriendo constantemente por apenas 10 euros al día, que no se pagan hasta el fin de la semana de grabación, para asegurarse que las personas vayan todos los días. “Hay que mantener un tono de fiesta constante que es difícil soportar cuando llevas ocho horas con la misma copa de cava recalentado en las manos“, asegura uno de los figurantes.

Yo vengo porque los necesito, tengo un niño de 6 años y yo llevo 4 en el paro. No cobro ninguna prestación, soy madre soltera y vivo con mis padres, ambos jubilados. Cualquier ayuda es buena”, explica otra de las trabajadoras.

Los comentarios no estn activados