6 abril, 2014
Escrito por José Ferrando

Según los datos del informe de la Sección Estadística del Consejo General del Poder judicial (CGPJ), los desahucios por impago de préstamos hipotecarios en 2013 alcanzaron la friolera cifra de 67.189.

Esto quiere decir que, de media, se produjeron unas 184 diligencias de desahucio cada día del año 2013, tanto de viviendas habituales como de pisos, garajes y comercios.

De los más de 67.000 procesos de desahucio, un 38,4% de los mismos se derivaba de ejecuciones hipotecarias. Otro 56,8% estaba causado por la Ley de Arrendamientos Urbanos, y el 4,8% restante es debido a otras causas.

Si analizamos los datos por comunidades autónomas, en Catalunya se registraron un 23,8% de los desalojos del Estado, seguida de la Comunitat Valenciana con un 14,6%, de Andalucía con un 13.8%, y de Madrid, con un 13%.

Todas las comunidades autónomas españolas redujeron el número de desahucios a lo largo de 2013, excepto Asturias, donde crecieron un 11%, Castilla y León, donde se incrementó un 5%, Andalucía, donde creció un 2,3%, y Galicia, donde se registró un 1,9% más de desahucios.

El informe del CGPJ también registra el número de ejecuciones hipotecarias que se han iniciado en 2013, y que fue de 82.860, casi un 10% menos que el año anterior.

En la apertura de expedientes para la ejecución de diligencias de desahucio, Catalunya se vuelve a colocar a la cabeza con un 22,2% del total de los expedientes. En segunda posición encontramos a Andalucía (22,2%), la Comunitat Valenciana (14%), y Madrid, con un 10,3%.

Según los datos de el Banco de España, que este año por primera vez ha llevado a cabo un cómputo de los desahucios, calcula que 35.098 familias se quedaron sin hogar a lo largo de 2013 debido a a ejecución de desahucios en el Estado.

Plataformas como la PAH luchan día a día para que las personas no sean echadas de sus hogares por el impago de hipotecas, o simplemente para que se acepte la dación en pago como método para cancelar la deuda, ya que el drama de estas familias es que, además de quedarse sin hogar, aún tienen deuda pendiente con el banco.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta