6 febrero, 2014
Escrito por Ana Bort

Sony ha decidido soltar rastre para poder llegar más alto. O lo que es lo mismo, deshacerse de las partes de su compañía que tienen pérdidas continuadas y apostar por otras vertientes de trabajo.

La compañia ha anunciado que se va a deshacer de las divisiones de televisores y ordenadores para poder volver a cerrar las cuentas con beneficios. El grupo espera pérdidas de 800 millones para este ejercicio que en Japón acaba a finales de marzo.

¿Qué es lo que le da dinero a Sony? Sus divisiones de videojuegos, cine, música y finanzas, que son las únicas que le generan beneficios trimestre tras trimestre.

El presidente de Sony Kazuo Hirai lleva desde que llegó al cargo en 2011 intentando reflotar la compañía pero sus esfuerzos no han sido suficientes. Los malos resultados provocaron que la agencia de calificación Moody’s rebajara la calificación crediticia de la compañía a bono basura a finales del mes pasado.

Además de deshacerse de su división de televisores, Sony ha firmado un acuerdo de preventa con un fondo de inversión, Japan Industrial Partners, para que adquiera su firma Vaio.

Esta reorganización de sus divisiones supondrá además que cinco mil trabajadores de Sony se quedarán sin empleo entre este mes y marzo de 2015. De esos empleados, 1.500 están en Japón y 3.500 en el resto del mundo.

A partir de ahora Sony va a centrar toda su atención en smartphones, cámaras y videojuegos, estimulados además por el buen resultado de ventas de los dispositivos móviles en el último trimestre de 2013.

Su división de videojuegos tuvo beneficios de 131 millones de euros, casi cuadruplicando los resultados obtenidos en 2012, debido sobre todo a la buena acogida de la PlayStation 4, el producto estrella de la marca.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta