29 noviembre, 2013
Escrito por José Ferrando

Aunque S&P (Standard’s and Poor’s), la agencia de rating estadouniense, se ha reafirmado en la nota otorgada a la economía española (BBB-), ha alzado la perspectiva de crecimiento del país, que pasa de una dimensión negativa a otra de tipo estable.

La agencia asegura que la posición exterior de la economía española y la recuperación del crecimiento económico han estabilizado la calidad crediticia del país, que tiene además el apoyo de los políticos de la eurozona y, sobre todo, de Alemania.

Sin embargo, tanto a largo como a corto plazo, S&P asegura que las calificaciones de la deuda están limitadas por el alto nivel de deuda externa del país, lo que limita las perspectivas de crecimiento para los dos próximos años. Además la agencia asegura que el mercado de trabajo español aún está demasiado fragmentado para poder responder competitivamente a las constricciones de una demanda internacionalizada.

Desde la compañía se ha insinuado que el rating que tiene actualmente el país será estable hasta 2016, aunque no se descarta mejorar la calificación de la deuda antes si el Gobierno sigue realizando reformas estructurales. Además, siguiendo en la misma línea, se debería conseguir reducir su déficit por encima de las recomendaciones de la Unión Europea, incrementar las exportaciones o facilitar el acceso a la financiación externa para el sector privado.

Los últimos datos publicados, y a los que S&P ha tenido acceso, sitúan la balanza por cuenta corriente del Estado en un superávit del 1,4% del PIB, que se espera que se doble en 2015 o 2016. Sin embargo aseguran que el PIB se contraerá más de un 1% en 2013, aunque todo indica que este crecerá un 0,8% durante el próximo año.

Aunque la firma S&P asegura que la economía exterior española podría mejorar mucho si se favoreciera el acceso privado a la financiación, han incidido especialmente en que las condiciones que se ofrecen a las pequeñas y medianas empresas (PYME) son abusivas, y que mientras no se les dirijan medidas adicionales de política monetaria, la situación económica no cambiará.

Los comentarios no estn activados