6 febrero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Tras la supuesta campaña del ministro José Manuel Soria por la subasta de la luz durante el ejercicio 2013 que la CNMV parallizó, ahora aparece la aprobación del Ministro de Industria en beneficio de las principales empresas eléctricas como critican la oposición, los sindicatos y los representantes de los consumidores.

El incremento de la cuota fija provoca un incremento obligado en la factura de la luz. La parte fija es la menos “justa” debido a que no penaliza respecto al consumo, sino que penaliza a todos los consumidores por igual, es decir, se paga lo mismo indistintamente de cual sea el consumo.

La parte fija de la factura que se paga en función de la potencia contratada pasa a representar del 35% al 60% del recibo. La parte que se consume, pasa a ser el 40%, de un 65% que era anteriormente.

Por lo tanto, lo que existe es una transferencia del pago de aquellos consumidores que más gastan al resto de consumidores. Así que el total de clientes pagará la diferencia que se reduce a la parte variable, de la que se benefician los que más consumen.

El Gobierno ha presentado la medida como una ayuda a las familias numerosas, pero en realidad quienes se benefician de esta rebaja son las empresas eléctricas, que incrementan sus beneficios y los consumidores con inmuebles grandes.

Los expertos aseguran que esta medida no desincentiva el consumo, al mismo tiempo que afirman que el objetivo del Gobierno es compensar la caída del consumo asegurando a las compañías unos ingresos fijos mayores.

“Tomadura de pelo”

Desde la Asociación de Consumidores de Facua, Rubén Sánchez ha declarado que se trata de una “tomadura de pelo”. Es un incremento “descomunal”, aprobado un sábado “sin nota de prensa ni anuncio”. El usuario medio paga un 75% más que hace diez años, asegura el portavoz de Facua.

“Garantizar el beneficio de las eléctricas”

El sindicato CCOO ha tachado la subida de “voluntad” del Gobierno de “garantizar los grandes beneficios de las cinco empresas que se reparten el mercado eléctrico”.

Decisión “cínica”

El diputado de la Izquierda Plural, Alberto Garzón, ha manifestado que la decisión de Industria es “cínica”, porque la subida de un servicio básico “nunca” puede ser “una buena noticia”.

“Una auténtica burla”

Hugo Morán del PSOE ha declarado que se trata de un “insulto a la inteligencia” y una “auténtica burla”, ahora a los españoles no saldrá “más cara la energía consumida que la no consumida”.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta