18 febrero, 2014
Escrito por José Ferrando

Todos los años en enero, con la publicación de la subida del Índice de Precios al Consumo (IPC) del año anterior, se suelen actualizar los precios de la mayor parte de servicios y productos básicos, como el transporte, las tasas administrativas, el agua o el gas natural.

Sin embargo, a las subidas normales de cada año, normalmente un poco superiores a la subida del IPC, este año hay que añadir ciertas subidas extra en los precios que notaremos especialmente en el bolsillo y que trasladarán la cuesta de enero al mes de febrero.

Pese a que los sueldos se incrementarán entre un 0% y un 0,6% de manera general, y la tasa de paro se mantiene en un 26,03%, la luz subirá un 2,3%, se incrementarán el cobro de las cotizaciones a los trabajadores y se terminará con la actual rebaja del Euríbor, lo que afectará negativamente a los intereses que se pagan en las hipotecas a interés variable.

El pasado 20 de diciembre el Gobierno de Mariano Rajoy aprobó un Real Decreto, por el cual cada trabajador deberá a partir de ahora cotizar un 6,40% más de su sueldo por la parte del salario que se cobraba en especie, como los planes de pensiones, los tickets-comida y las dietas.

Esto supondrá, según los hosteleros españoles, la destrucción de 10.000 empleos, mientras que aquellos que conserven su trabajo deberán destinar más dinero de su nómina a impuestos y menos a su gasto mensual.

Por otra parte, tras la polémica y el susto de que la luz fuese a subir un 11% tras una subasta eléctrica que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) consideró de dudosa transparencia, los recibos eléctricos subirán un nada desdeñable 2,3%.

Además, la potencia de la luz se ha encarecido un 63,3% en los últimos 12 meses, lo que incrementará más aún el precio total que deberán pagar los consumidores.

como ahorrar en la factura de la luz

A esto hay que añadir que el Euríbor, índice bancario que regula los intereses a pagar por las hipotecas de renta variable, dejará de estar rebajado este mismo mes de febrero. Esto supondrá el fin del “descuento” en el pago de intereses hipotecarios al que han estado sometidos esta clase de créditos estos últimos dos años se terminará.

El mantenimiento del Euríbor a un interés bajo había supuesto un ahorro a los deudores de casi 100 euros mensuales, que ahora, aunque no en su totalidad, deberán volver a abonarse mensualmente.

En resumen, una serie de cambios que afectará al bolsillo de los españoles en una situación económica ya de por sí bastante apretada y que obligará a algunas familias a apretarse un poco más el cinturón.

Si esta es tu situación, te recomendamos que visites algunas de las publicaciones sobre cómo ahorrar ante esta subida generalizada de los precios y dónde explicamos cómo disminuir la factura de le luz, cuáles son los supermercados donde es más barato comprar o en qué sitio puedes invertir parte de tu sueldo para conseguir alguna ganancia extra.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta