23 febrero, 2014
Escrito por José Ferrando

El pasado 9 de febrero los ciudadanos suizos aprobaron mediante referéndum el establecimiento de cuotas al número de trabajadores procedentes de la Unión Europea que podían instalarse en el país.

La medida, que no agradó en Bruselas y ha puesto en jaque los acuerdos bilaterales que la UE tenía con la Confederación Helvética, manifiesta un sentimiento que en otros países europeos está muy presente: ¿se debería limitar la entrada de trabajadores procedentes de otros países de la Unión Europea?

El clamor es casi unánime entre las fuerzas de derecha de los países nórdicos y de la europa occidental como Austria, Francia, Dinamarca, Suecia y el Reino Unido. Sobre todo en este último, donde más se desconfía de la Unión Europea, se alzan voces para poder etablecer también cuotas limitando los trabajadores de la UE que puedan establecerse para trabajar en su territorio.

europa tampoco quiere inmigrantes de otros paises europeos

Con la cercanía de las Elecciones Europeas, que tendrán lugar entre el 22 y el 25 de mayo de 2014, son ya muchas las fuerzas que piden una limitación de la movilidad interna europea para evitar la migración de trabajadores.

Las directivas de la Unión Europea que regulan el derecho de todos los ciudadanos de países miembros a la libre circulación y el libre establecimiento, imponen una limitación poco conocida: si después de tres meses el ciudadano supone una “carga irracional” para las ayudas sociales del país de acogida, este podrá ser deportado.

De hecho hace poco saltó a la palestra como Bélgica había expulsado a 323 españoles por un supuesto abuso del sistema de protección social del país, aunque esto afectó a muchos otros ciudadanos europeos, entre ellos 300 holandeses y 200 franceses.

En Francia, Rachida Dati, ex Ministra de Justicia del país y candidata al parlamento europeo por la UMP (partido del que fuera persidente Nicolás Sarkozy), declaró recientemente que “la libertad de circulación (en Europa) debe ser sometida a condiciones”.

Con el crecimiento de esta opinión entre políticos europeos de partidos mayoritarios, tras las elecciones del próximo mes de mayo el Parlamento Europeo podría dar un giro y modificar los requisitos para el libre establecimiento de trabajadores dentro de la Unión Europea. Habrá que estar preparados por lo que pueda suceder.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta