1 marzo, 2014

Recomendar3,"og_object"

La difícil situación económica y la tasa de paro insostenible que España soporta ha hecho que muchas personas decidan marcharse a otros países a trabajar, entre otros lugares a Alemania. El país germano es un lugar en el que se ofrecía mucho trabajo hasta hace bien poco, pagado de un modo más que aceptable y, por ello, muchos veían en este lugar de la Unión Europea un emplazamiento al que ir y sobrevivir de un modo digno pero a veces la realidad es mucho más dura.

Por ello, personas con formación universitaria están realizando trabajos para los que están sobrecualificados, llegando a trabajar por poco más de 3 euros la hora, algo que jamás hubieran pensado ni siquiera cuando movidos por la desesperación y el hartazgo decidieron marcharse de España. Un salario que apenas les da para vivir y con el que no se pueden permitir ni un billete para volver a su país de origen. Una situación dramática que nadie hubiera imaginado en 2007 y que cada vez, por desgracia, es más común.

inem

Pero, muy probablemente, por la cantidad desmesurada de personas que buscaban una oportunidad digna y decidieron irse a Alemania ahora los ciudadanos españoles se encuentran ante una situación de rechazo por parte de los alemanes que ya miran con recelo a sus vecinos europeos, denunciando en algunos casos la llegada de inmigrantes sin trabajo. Sin ir más lejos, la prensa alemana, recientemente, se encargó de señalar a una familia española por, según ellos, colapsar la sanidad alemana.

No obstante, lo cierto es que también en muchas ocasiones no solo aceptan sino que, además, acogen con los brazos abiertos a las personas que deciden probar suerte en busca de un futuro más digno. Un mal sueño que solo se solucionaría si de verdad en España se comenzara a crear empleo digno y de calidad, teniendo de ese modo las familias una cierta estabilidad.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta