26 diciembre, 2013

La cuesta de enero se hace mucho más llevadera si se tiene la posibilidad de ahorrar en aspectos tan cotidianos como la factura de la luz y el gas. Por ello, nada como seguir una serie de sencillas indicaciones que harán que este difícil mes no lo sea tanto. El primero de los consejos pasa por acogerse a la tarifa regulada de la luz, y es que así el consumidor podrá ahorrar un porcentaje en la factura de la luz considerable.

Otra de las opciones pasa por conectarse a los equipos de baja tensión, contratando potencias iguales o inferiores a 10 kilovatios.

bombilla_73324

El siguiente paso puede ser contratar luz y gas en la misma compañía. Y es que así es más que probable que podáis beneficiaros de algún tipo de oferta, consiguiendo reducir el importe del recibo de manera más que considerable.

No obstante, si tenéis alguna duda al respecto, podéis acudir a la página web de la la Comisión Nacional de la Energía ya que gracias a la herramienta que tienen disponible podréis comparar el valor económico así como las características de las ofertas de electricidad para consumidores y también las ofertas de gas natural disponibles para consumidores del grupo 3, conformada por hasta 4 bares de presión.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta