4 marzo, 2014
Escrito por José Ferrando

Aunque integrada en Ucrania, Crimea tiene un estatuto de República Autónoma dentro del país. Tradicionalmente pro-rusa, más del 60% de sus habitantes son rusos y una ciudad de la península, Sebastopol, aún es utilizada por Rusia como puerto en el Mar Negro.

Por eso, tras las revueltas en el este del país en favor del derrocamiento de Víktor Yanukóvich, mandatario pro-ruso, los ciudadanos de la península han acogido con los brazos abiertos a las tropas rusas que han entrado en la región.

Sin embargo esto ha sido visto por parte de las potencias internacionales como una injerencia mayor en la soberanía interna de Ucrania, por lo que países como Estados Unidos han decidido llevar a cabo acciones contundentes y han cortado toda relación económica y militar con Rusia.

En ese sentido, los Ministros de Asuntos Exteriores de los países de la Unión Europea se reunieron ayer a mediodía en Bruselas para debatir sobre las acciones a realizar.

Finalmente decidieron no imponer ninguna sanción a Rusia, que recordemos es el principal proveedor de Gas Natural de Europa central, y se limitaron a hacer un llamado a la cooperación entre ambas partes y a solicitar a Vladímir Putin que retirase al ejército de la península.

Toda esta inestabilidad política ha afectado a la economía, tal y como pudimos ver ayer en las principales bolsas europeas y sobre todo en la rusa.

La Bolsa de Moscú se hundió en la jornada de ayer un 12%, mientras que el Rublo, la moneda del país, hunde su tasa de cambio. El gigante gasístico Gazprom perdió más de 15 puntos en la jornada de ayer, aunque esta mañana ha abierto al alza por el efecto rebote.

Aunque en Europa no ha habido descenso de los principales indicadores, las bolsas ralentizaron su crecimiento en una jornada marcada por la incertidumbre. El IBEX 35 ha salido relativamente bien parado del incidente y se mantiene por arriba de los 10.000 puntos básicos, y en lo que llevamos de mañana ya ha crecido más de un punto porcentual.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta