31 agosto, 2014
Escrito por Pedro Cortés Soto

 

La crisis provoca situaciones extrañas y algunos de los países más azotados por esa crisis tras años y años de despilfarros y malversación de la manera más descarada y ruin que se recuerda se encuentran ahora con sus arcas vacías como consecuencia de sus pasados excesos. Comportamientos deshonestos que continúan en estos momentos solo que limitados por la delgadez actual de las cuentas de los estados. Las clases medias y bajas sufren recortes salvajes y ven como día a día sus derechos se ven pisoteados por unas medidas que solo van encaminadas a perpetuar los grandes capitales y quedarse con las sobras de los opulentos banquetes de las mesas en donde comparten cena los hombres más ricos del país. Un nuevo paso adelante en la caída de la decencia y la desfachatez de los gobiernos tiene que ver con otra medida recaudatoria. En tiempo de crisis cualquier medida se considera buena para obtener algo de liquidez, aunque sea retirar un medicamente vital de la Seguridad Social por su coste elevado o vender a capitales privados, propiedades públicas. El colmo de este afán recaudatorio es algo que ya se hace tanto en España como en nuestro país vecino Portugal. La idea es vender permisos de residencia a personas extracomunitarias que posean grandes fortunas sobre todo provenientes de países emergentes como: Brasil, India, China, Rusia o Emiratos Árabes. ¿Quieres entrar en la Unión Europea? Sólo tienes que pagar por ello.

Para darle más glamour al asunto estos permisos que se ponen a la venta reciben el nombre de visados oro y suponen un atajo bastante importante para conseguir el permiso de residencia en Europa a cambio de invertir mucho dinero en el país. Este visado no solo implica la libertad de residencia en el país que te lo conceda sino que además permite circular libremente por todo el territorio de los 26 países que componen la Unión. Según parece y la idea que se saca de esto es que si eres extranjero y millonario nuestro país es tuyo pero si no tienes dinero mejor no vengas aquí. Al parecer esta medida está propiciando importantes ingresos a los dos países de la Península Ibérica, España y Portugal.

En concreto en nuestro país, España, 1880 personas se han beneficiado ya de estos visado oro que implican inversiones en el país. Como resulta evidente este visado no solo se otorga a la persona que esté dispuesta a invertir dinero en España sino también a toda su familia. En los 6 primeros meses de aplicación de esta medida el gobierno español ha recaudado, según refleja el diario “El País”, algo más de 100 millones de euros.

Evidentemente no todo el mundo puede acogerse a estos visados oro ya que para ello hay que contar con una cantidad importante de dinero. Los requisitos que se establecen para poder optar a estos permisos de residencia incluyen la compra de una vivienda de alta gama, es decir, casas que superen los 500.000 euros netos en su valor; los residentes deben invertir al menos un par de millones de euros en comprar deuda pública  deben meter al menos un millón de euros en depósitos o en acciones con el fin de impulsar proyecto empresariales definidos como de interés general.

Son los ciudadanos rusos y chinos los que están a la cabeza de estos visados concedidos por el gobierno

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta