3 diciembre, 2013
Escrito por Maria Molina

Detectar una necesidad social, aprovechar el vacío de un servicio dedicado a la satisfacción de esta necesidad y triunfar. Esto es lo que han hecho los creadores del portal TerceroB, una web que informa sobre el valor real de un inmueble y aspira a sentar las bases de un sistema de tasación de propiedades más científico.

Esta startup, ganadora del primer premio de nuevas empresas de IE Business School, ofrece un servicio público en el que el usuario escribe la dirección de una propiedad para, acto seguido, acceder a los datos del inmueble relacionados con los metros cuadrados que ocupa, el valor del suelo de la zona concreta, y el precio “objetivo” de la venta y alquiler de éste.

Como reconoce el CEO de la compañía, Pablo Caño, al diario “El Confidencial”, “nosotros no estamos sujetos a la comparación del precio con los inmuebles testigos de la zona ni a referencias de precios en portales inmobiliarios. Partimos de datos oficiales”, lo que demuestra la objetividad de los precios que proporcionan.

“TerceroB” también incluye un rastreo de los servicios relevantes como colegios, estaciones de metro, restaurantes, supermercados o zonas verdes, que existen en el barrio del inmueble para valorar el precio final.

Los comentarios no estn activados