16 enero, 2014
Escrito por Jaume Navarro

Esta mañana el presidente del Eurogrupo Jeroen Dijsselbloem ha declarado desde Pekín que España debe afrontar una segunda reforma del mercado laboral si pretende completar la recuperación.

Dijsselbloem afirmaba con un rotundo “sí” ante una de las preguntas que le han realizado los periodistas que le acompañaban: “¿Es necesario (una nueva ronda de reformas)?”.

El presidente se encontraba en la capital de China junto al vicepresidente económico de la Comisión Europea, Olli Rehn desde ayer miércoles. La visita al país asiático concluye hoy tras la reunión con el ministro de finanzas chino, Lou Jiwei.

Las declaraciones en China sobre una nueva reforma laboral, son la insistencia que Europa está mostrando por una nueva modificación de la ordenación del marco laboral español, en consonancia con las declaraciones de hace unos meses del mismo presidente en una visita en Madrid.

Por su parte el vicepresidente económico ha declarado que mantienen “un diálogo constructivo con el Gobierno español respecto a la segunda fase de la reforma laboral. Les daremos nuestra asistencia durante su transcurso, en los próximos pasos de la reforma”.

Hace tan solo dos meses, el Eurogrupo demandaba a España la adopción de una segunda ronda de reformas laborales, que el Ministerio de Economía ha traducido como una exigencia sobre la “simplificación” y “flexibilización” de las diferentes modalidades contractuales.

El comisario ha insistido en la necesidad de nuevas reformas: “Creemos que la segunda fase de la reforma laboral y una nueva reforma fiscal son elementos para completar la recuperación de España dando impulso al crecimiento de su economía”.

Asimismo parece que el presidente de la Comisión, Durao Barroso, encauzará a Mariano Rajoy a la necesidad de realizar una reforma fiscal.

El actual Gobierno ya modificó en 2012 el gravamen del IVA a petición de Europa, incrementando el tipo impositivo al 21%.

Reforma laboral: Más paro, más precariedad

Los datos que deja la reforma laboral año y medio después de puesta en práctica son una tasa de paro cercana al 27%, más de dos millones de hogares con todos sus miembros en paro y un incremento del contrato precario en perjuicio del contrato indefinido, un 93% de contratos temporales en noviembre.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados