5 abril, 2014

Una mala noticia para el consumidor. Si bien en los últimos tiempos las tarifas de móviles habían caído por los suelos a causa del auge de las operadoras diversas ahora parece que el oligopolio conformado por Vodafone, Orange y Telefónica está cada vez más cerca de nuevo. Un auténtico juego de estrategia que ha comenzado, sin ir más lejos, con la compra de Ono que Vodafone ha realizado por 7.200 millones de euros.

«El próximo mes de mayo, los reguladores deben aprobar operaciones para reducir de cuatro a tres los operadores con red en Alemania e Irlanda. Si lo hacen, se desencadenarán consolidaciones similares en toda Europa», explicó Iván Palacios, analista de telecomunicaciones de Moody’s. Una estrategia que no es más que concentrar el número de operadoras de voz para volver al mercado que había hace 10 años en este ámbito.

Samsung-Galaxy-S4-18-800x531

Sin ir más lejos, allá por el año 2006, los precios por minuto de móvil eran un 37% superiores a los actuales y a la fuerte competencia hay que sumar la aparición en escena de apps como WhatsApp que permiten a los usuarios mandar mensajes de un modo totalmente gratuito, relegando los clásicos mensajes de texto al más puro olvido. Tanto es así que en los últimos tiempos el tráfico de mensajes de textos enviados se ha visto reducido en hasta un 40%.

Eso sí, si bien es cierto que los ingresos que las compañías perciben en concepto de llamadas telefónicas o mensajes de texto ha caído considerablemente, lo cierto es que la banda ancha está creciendo de manera exponencial, por lo que todo hace pensar que las operadoras lo que deben hacer es reinventarse y ver que hay un nuevo modo de entender el consumo móvil, un nuevo rumbo al que deberán adaptarse si quieren volver a tener los ingresos de antes, más allá de lograr hacerse con los peces más pequeños para volver a tener el control absoluto del mercado.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta