10 enero, 2014
Escrito por Ana Bort

Desde octubre del año pasado Hideyuki Yoshida es dueño de su propio país tras independizarse de Japón. Aunque parezca una extravagancia, lo cierto es que este ciudadano ha ido comprando a lo largo de veinte años terrenos hasta atesorar 10.000 kilómetros cuadrados.

Lo ha hecho aprovechando un resquicio legal de las leyes niponas que permiten que cualquiera reclame el derecho de propiedad de terrenos que han sido abandonados durante una determinada cantidad de años.

Por ello Yoshida cuenta con una micronación propia, llamada Woodland Patchwork, con un territorio desperdigado en el que viven veintiocho personas y compuesto por siete condados.

Una de las peculiaridades de este nuevo microestado, creado al abrigo de las leyes del librepensamiento, es que su moneda oficial será el bitcoin, algo completamente nuevo en el ‘mundo’ de las micronaciones.

Esta moneda virtual, cuya cotización crece día a día, podría convertir a esta micronación creada por Yoshida en la nación más rica del mundo.

La micronación de 10.000 kilómetros cuadrados no es la primera creada en el mundo, ya que en la actualidad existen otras cincuenta. Eso sí, Yoshida es el único que se quiere lucrar con una tienda virtual sobre su pequeño país en la que se pueda comprar un pasaporte o una bandera.

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta