21 septiembre, 2013
Escrito por Angela De la Vega

Esta mañana se ha aprobado la Ley de apoyo a emprendedores. Su objetivo principal es crear empleo así como mejorar la situación económica.

También incluye, entre otras cosas, instrumentos para hacer frente a posibles situaciones de crisis futuras. La ley implicará la modificación de la ley concursal, sobre todo en lo que respecta a las refinanciaciones de las propias empresas.

La nueva normativa definirá también el concepto de 'emprendedor', asegurando que “se consideran emprendedores aquellas personas, independientemente de su condición de persona física o jurídica, que desarrollen una actividad económica productiva, en los términos establecidos en esta Ley”.

A lo largo de toda la crisis, cada vez que una empresa atravesaba algún tipo de problema para asistir a sus pagos se intentaba negociar, con las entidades financieras o los acreedores, una refinanciación.

Sin embargo, cuando aquellos a quienes se debía dinero eran muchos, era más difícil reorganizar el pasivo de los balances maltrechos.

Así, entre concursos de acreedores y problemas económicos, un abrumador 95% de las empresas que se han declarado en quiebra han terminado por dejar de existir.

Joaquín Rodríguez, director General de Registros y Notariado cree que “en España, estamos demasiado acostumbrados a esa realidad, a que los concursos sean de liquidación y por eso esta ley trata de establecer medidas que eviten en la medida de lo posible que se llegue al concurso”.

Con la nueva ley solo será necesario que un 55% de los acreedores dé el visto bueno a la refinanciación frente al 75% de la normativa que estaba vigente hasta esta mañana.

zp8497586rq

Los comentarios no estn activados