26 noviembre, 2013

Parece que el final del culebrón protagonizado por YPF y Repsol está cada vez más cerca. Y es que el ministro de Industria, José Manuel Soria, y el presidente de La Caixa, Isidro Fainé, han acercado posturas y han llegado a un principio de acuerdo con el Gobierno argentino. El objetivo no es otro que intentar conseguir una compensación de hasta 5.000 millones de dólares, unos 3.700 millones de euros a Repsol por la expropiación en el pasado año de YPF.

ypf-repsol-argentina--644x362

Con el fin de encontrar una solución para Repsol, Soria, Faine y el director general del grupo estatal mexicano Pemex, Emilio Lozoya viajaron hasta Buenos Aires. Por lo que respecta a Argentina, participaron en este viaje el ministro de Economía del país, Axel Kicillof así como el secretario general y técnico de Presidencia, Carlos Zannini, y el presidente de YPF, Miguel Galuccio.

Así pues, al parecer, según han informado fuentes próximas a las negociaciones, la solución a este conflicto pasaría por compensar a Repsol con unos 5.000 millones de dólares, 2000 menos de los que la propia petrolera valora en libros los activos expropiados. El principio de acuerdo radica en que, a diferencia de lo que ocurrió en otras ocasiones, YPF ofreció una compensación en dinero que se basaba en entregar a Repsol bonos argentinos convertibles tanto a medio como a largo plazo. Un posible acuerdo que solo el tiempo dirá si llega a buen puerto.

Los comentarios no estn activados