29 noviembre, 2014
Escrito por Andrea López

A veces la realidad nos supera y nos topamos con cosas que ni siquiera imaginábamos que algún día pudieran existir. Es el caso de Zano. Y no. Aunque lo pueda parecer no es el nombre de un perro capaz de cocinar ni de unas zapatillas con Wi-Fi incorporado. Es el nombre de un drone pequeño, ágil, capaz de capturar imágenes de alta resolución y enviarlas a un smartphone. 

Este aparato ha sido construido por una empresa en Reino Unido y está diseñado para captar fotografías aéreas. El dispositivo mide 6,5 cm x 6,5 cm y cabe en la palma de la mano.

zano-tiny-flying-helicopter-drone-kickstarter-that-lets-users-take-selfies-capture-hd-video

Ni siquiera es necesario dirigirlo, ya que es capaz de volar solo. Posee una cámara de vídeo de 5 MP con un micrófono digital y estabilizador óptico de la imagen.

Funciona con sensores de infrarrojo que, como si se tratara de un murciélago, le permiten mirar sin ver absolutamente nada: le ayuda a sortear posibles obstáculos. Además tiene un sensor de presión de aire para determinar la altura a la que vuela el Zano y un sonar.

drone-mini-solo--478x270

El pequeño drone utiliza la red Wi-Fi para comunicar las imágenes con el smartphone, y además es compatible con Android y con iOS. A pesar de las novedades que integra, el tiempo de vuelo es reducido: entre 10 y 15 minutos y puede subir a una altura máxima de 30 metros.

Pero son aspectos que pueden cambiar, pues el Zone se encuentra todavía en proceso de pruebas y de financiación en KickStarter. 

Añade el primer comentario !

Escribe una respuesta